Cuatro Cosas / Paco Vedra

27.04.2014 | 01:45

Ya, claro, de eso no se habla en público -y, en privado, con enorme cautela- pero es un hecho: en una parte del Pepé de aquí se cree en la existencia de guerra sucia. Interna. O sea, que no se trata de cosas del rojerío para así minar la moral de la tropa ememiga, quiá: salen de las filas propias, haciendo así exacto eso de que los peores enemigos de un político -o de una política- son sus compañeros de partido. Y si además están cerca las urnas -o sus vísperas- la cosa empeora mucho. En ese oficio siempre hay cuentas pendientes. Uyuyy.

Existen varios focos, pero el principal de todos ellos se sitúa en Santiago, donde las tribus históricas se han rearmado y tiran a degüello. Se trata de ir eliminando rivales para la Alcaldía y, de paso, desanimar a cualquiera en quien piense el montepío para el cargo, objetivo que van cumpliendo. El pájaro reitera lo que susdijo hace poco: que tal como están las cosas, ni Agustín -en quien la corte tiene todas sus complacencias: ecce homo, jo- podrá arreglarlas. En el caso improbable de que quisiera. Así que ojo. ¿Eh...?

La cosa no es solo ahí, conste, aunque sí es donde más se nota. En Vigo, con la ayuda -inoperante, como siempre, del lobby del norte- hubo quien quiso aprovechar lo del pacto para darle matarile final a Chema, pero tendrán que esperar, y en A Coruña nadie osa en serio poner en apuros al carlismo, como en Ourense al Nene ahora que los restos del maquis antibaltariano firmaron la rendición. Y en el resto todo es quietud y sosiego, salvo casos aislados que no molestan por el momento. Ojito...

Y, hablando de navajazos y puñaladas traperas, Anacleto aporta datos sobre lo de AGE y su progresivo deterioro. Por lo que le confirman al agente secreto, de los miembros de la vieja guardia beirista que aún está con O Patriarca tan solo un puñado se declaró dispuesto a mojarse de verdad en la campaña electoral europea tras conocer al detalle el esquema que decreta IU desde Madrid y que, aún con un poco de árnica para aliviar picores, va a aplicar. ¿Capisci?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine