Un millón

Los casos de Silva y Blesa

26.04.2014 | 02:11

El juez Elpidio José Silva, que por dos veces encarceló a Miguel Blesa, expresidente de Caja Madrid, tiene mejor fama en la calle que en el juzgado, a juzgar por lo que se ve en la vista y se oye a la audiencia. Parece que del lado de quienes lo juzgan está el sistema judicial y del de quienes lo defienden, el sistema justiciero. Lo justiciero tiene mucha literatura popular, de variada calidad, pero mucha más divulgación que el "Aranzadi", esa recopilación legislativa y jurisprudencial. Según el canon del relato, Silva es un justiciero, de castigador en cuya punición otros se sienten vengados.

Llaman la atención dos cosas. Por el lado Silva, la rapidez con que la justicia ha ido a juzgar a este juez, que ya ha sido condenado por los que tienen conocimientos jurídicos, sin que nadie haya mencionado lo del juicio paralelo que le están haciendo los profesionales de la cosa. Por el lado Blesa, la sospecha de que Silva tendrá, en proporción, más castigo y reparación que Blesa, a quien se acusa de engañar a miles de pequeños inversores con premeditación, alevosía y publicidad.

Si el juez Silva no está para juzgar, es bueno que se le retire pronto. Por una vez no podremos repetir que la justicia lenta no es justicia, argumento tan contradictorio, por cierto, con la reivindicación de la justicia universal, que llega tan tarde que Billy el Niño se ha hecho viejo. Ojalá se pudiera hacer lo mismo con los presidentes de los consejos de administración de los bancos, que ya se ve que no, que la carrera de los compañeros banqueros no tiene nada que ver con los compañeros de carrera judicial, y gana el que ni se queda atrás ni lo pillan.

Queda por resolver que la justicia, a base de funcionar, llegue a sofocar el ánimo justiciero que enciende la visión de tanta impunidad, prescripción e indulto, de tan poco castigo, tan escasa reparación y nula reintegración de los bienes. Ni pagan ni devuelven.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

POR RAFAEL L. TORRE

El Hotel Universo

Pontevedra conoció la modernidad en aquel establecimiento tan chic y disfrutó mucho de sus...

 
 

La calle que debe ser para Pepe Simón

La clase política, ya se sabe, no acostumbra a tener buena memoria....

 
 

JUAN JOSÉ MARTÍNEZ JAMBRINA*

Proust en el olivar de Saramago

El análisis de los psicoanalistas de los llamados "locos geniales"

 
 

MIGUEL ÁNGEL MARTÍNEZ COELLO

Orense Balneario tiene mar

Orense Balneario tiene mar. Es una localidad integrante en el partido de Tres Arroyos, al sur...

 
 

PILAR GARCÉS

Las dos Españas de Sabadell

La propuesta de quitar a Machado, Quevedo o Goya del callejero de la localidad catalana

 
 

PEDRO DE SILVA

Cargas de nuestra civilización

El objetivo del terrorismo, como su nombre indica, es provocar...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine