Mira Vigo

Días de recogimiento interior

22.04.2014 | 08:29
Chechu y sus equilibrios. / Foto: Eli Regueira

Acabó la Semana Santa y no creo yo haber conseguido el perdón de mis pecados pero sí al menos haber hecho la de mayor recogimiento interior. Mientras otros como los de Imma Tapias anduvieron por Niza o alrededores, los de Alicia Resille por el Portugal medio, los de Mana Canoa por Marbella, los de Benigno Campos por Teruel entre fogones y tamborradas... yo me recogí tanto en mí mismo que apenas salí de Vigo. ¿qué digo Vigo? Apenas del marco virtual de las antiguas murallas de su barrio viejo y casi ni de mi domicilio dentro del mismo. A comer sí, salí varias veces como cuando fui a O Con de Aldán, ese hermoso espacio sobre la ría que tutela Marisa Barrio, frente a su Casa de Aldán de turismo rural. Comí allí con la actriz y poeta Fabiola Mecías y otra gente de su cuerda un delicado arroz con rape y vieiras, mientras en mesa cercana Carlos Núñez Jr. masticaba también animadamente.

Por el Bosque Encantado

Tras tomar un café en la marinada terraza del O Cón nos fuimos a digerir la comida con un paseo por el Bosque Encantado de la Casa Torre de Aldán, tan mágico como abandonado, o a lo mejor es por eso por lo que parece más mágico. Paseamos entre su espesura de robles, castaños, laureles y abedules junto al l río Orxas, donde tanto te aparece un acueducto como una serie de viejos molinos o la fachada de un castillo hecha en los 60 donde dicen que se distraía la reina Fabiola en vacaciones. Bello e higiénico paseo y, de atardecida, vuelta a Vigo al retiro voluntario y doméstico.

Xa hai Larpeiros no Berbés

Fui también a echar una ojeada al nuevo local de Óscar Campos, hijo del Benigno de "Larpeiros" en TVG, y hermano de Marcos, el gaiteiro. Lo abrieron en San Francisco, 15, a la vuelta de los soportales del Berbés, se llama Os Larpeiros do Berbés y a mí me parece que tiene todas las condiciones para consolidarse Un cocinero muy cualificado (el mismo Óscar) tapería y no restaurante aunque con menú del día lo que disminuye costos, una carta de mucha inteligencia que grita comedme y en la que puedes hallar desde un bocata hasta un pulpo con habichuelas de Lourenzá, una paleta al horno inyectada, unas almejas con fideos... Suerte a Óscar.

Y los del Retranca y Cía

Y otra de mis escapadas culinarias en el mismo barrio viejo fue al restaurante Retranca , que hace 4 meses abrieron en la calle San Vicente Xosé Casanova e Idoia Correa, como hace 4 años abrieron A Regueifa, en la misma calle. Me fui allí con Ítos Domínguez, presidenta de los comerciantes del barrio, y a fe que nos dejó buen sabor de boca ese micuit de pato que probamos, esos muslitos de pato confitados en salsa de setas que comimos y ese brownie chocolatero con que rematamos que hizo mamá Sara, la de Xos. La cocina es ágil, sabrosa y generosa y la atención de Idoia tan delicada que se nota que estudió Derecho, además de Hostelería. Ella y Xos, al que conocimos igual de amable en el Gastrovaganza y en el NH, son una muestra de cómo buen ánimo, voluntad y saber pueden levantar una calle. Que se casen porque son un binomio interesante.

Chechu y sus equilibrios (en la imagen)

Ahí veis en Bouzas a Chechu, ganador de una modalidad en el último Marisquiño. Llamativa estampa la suya, con sus acrobacias sobre las rocas desafiando el peligro, el Faro de Alcabre y la ría de Vigo al fondo bajo ese cielo tan espectacular que tenemos a veces en esta ciudad, aunque esté, como en esta ocasión ,algodonado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine