El jinete del caballo rojo merodea

11.04.2014 | 01:08

Siempre me ha sorprendido la cotidianeidad de la guerra. Me refiero a la fingida normalidad de la vida de la población civil, a veces al lado mismo del frente, y también a la de la vida cotidiana en el propio frente. ¿Se deberá esa capacidad de adaptación a que en nuestra memoria remota la lucha a muerte formaba parte de la vida, o será, por el contrario, que la guerra resulta tan irreal para una mente civilizada que esta se niega a aceptarla?. Sea como fuere, los europeos siguen a sus cosas, como si el jinete de la guerra no hubiera aparecido en el horizonte y empezara a merodearla, acercándose con la parsimonia y la impavidez majestuosa del destino. Se diría que Europa disimula, para que ese horror posible pase de largo, y las secreciones glandulares del miedo no la atraigan, igual que hacemos ante un perro fiero o la estampa patibularia de un viandante en una calle solitaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

J. ARNEIROS TORCELA *

Pequeña historia de los cine clubs en Ourense

El 28 de diciembre de 1928 se creó en España, en la...

 
 

JAVIER SÁNCHEZ DE DIOS

La evaluación

Una de las sorpresas que ha deparado este verano que parece no acabarse nunca -sus calores...

 
 

SANTIAGO LAGO PEÑAS*

Un debate desenfocado

Me temo que el debate sobre el turismo que se está desarrollando en España en las...

 
 

MATÍAS VALLÉS

Trump triunfaría en Corea del Norte

El conflicto de Corea del Norte demuestra que el planeta no puede...

 
 

JOSÉ MANUEL PONTE

El guion de los atentados

Es inevitable seguir hablando de los trágicos sucesos de Cataluña, de sus...

 
 

PEDRO DE SILVA

Abatidos

Abatir, en primera acepción (RAE) es derribar algo, echarlo por tierra. Solo en cuarta...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine