el meollo

Nuevos directores en los centros educativos

10.04.2014 | 01:17

Ocho centros públicos de esta capital y un total de setenta y seis en esta provincia acaban de iniciar el proceso de renovación de sus directores por el sistema de concurso de méritos, dentro de un nuevo marco establecido por la traída y llevada Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce). O sea que han cambiado las condiciones que enmarcan sus nominaciones. Probablemente menos de lo que dice el estamento sindical, siempre quejoso y reivindicativo, pero seguramente más de lo que cuenta el estamento oficial.

Lo que menos ha gustado a la comunidad escolar en general ha sido la composición que va a tener la comisión encargada de realizar en cada centro la valoración de los méritos académicos y profesionales que aporten los aspirantes a directores, incluido su proyecto de gestión, de acuerdo con el baremo establecido. Sin duda, el sistema refuerza bastante el papel del jefe territorial de la Consellería de Educación.

Sobre un total de siete miembros que integrarán las comisiones respectivas, César Pérez Ares quien ocupa dicho cargo en Pontevedra, elegirá a dedo cuatro miembros entre inspectores y directores. Por su parte el claustro del centro elegirá a dos profesores y el consejo escolar contará con un solo representante. No obstante el concurso de méritos está reglado y ofrece garantías suficientes sobre la objetividad y limpieza del sistema, con arreglo a la trayectoria profesional de cada aspirante.

Obviamente los directores de los colegios y los institutos de ahora no son como los de antes, cuya ascendencia sobre los alumnos era bastante mayor, hasta el punto que competía en su educación y formación con la influencia de los padres.

A pesar de ese cambio, el director de cualquier centro aún sigue teniendo hoy una impronta que marca su nombre, su trayectoria y su prestigio, desde el Álvarez Limeses hasta el Frei Martín Sarmiento, pasando por A Xunqueira 2. De modo que no es lo mismo, ni mucho menos, un director que otro. Su elección pues resulta importante.

El meollo de la cuestión está en atinar que acogida va a tener entre los hipotéticos candidatos este proceso de renovación de directores de centros públicos a la sombra de la Lomce y adivinar si finalmente serán muchos los candidatos a los puestos y pocas las vacantes a resultas, o viceversa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Consecuencias de la falta de aparcamiento

El concejal del PSOE de Cangas, Alfredo Iglesias, no llegó al minuto...

 
 

Alea jacta est, Roma!

YO ROMA, ROMA MÚSICA. Anoche estuve escuchando a la tuna en la Plaza Mayor de Salamanca, pero...

 
 

DANIEL CAPÓ

9 de agosto de 1942

Una regla universal nos dice que, casi en cualquier ámbito, las personas excepcionales son...

 
 

EUGENIO FUENTES

Tácticas nuevas para viejas redes

Los atentados por atropello o apuñalamiento no se inventaron en Niza...

 
 

J.M.EGUILETA*

As pontes sobre o río Miño

A historia dun territorio ten moito que ver coa das súas pontes. Iso lle contaba ao equipo da...

 
 

JOSÉ MARÍA PÉREZ ÁLVAREZ (CHESI)

Veranos

Para Luis Rebolledo El verano es un buen tiempo para recuperar la medida del mundo, salvo que...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine