Acusaciones y calumnias

09.04.2014 | 02:43

En estos últimos 4 meses se han vertido muchas acusaciones y calumnias sobre mí, por personas que no dan la cara, qué fácil eh!!!, pero yo si quiero darla, no tengo nada que esconder, soy Ana Lois, como ya dicen muchos, la antigua directora de la Piscina Climatizada de A Estrada.

Mi prestigio profesional lo están dilapidando de la manera más fácil, con la cobardía, enviando anónimos y publicando artículos en prensa con la intención de hacer daño, a mí y a mis compañeros, con connotaciones de una posible venganza personal. Pero sólo quiero entrar en la parte laboral no en la vida privada de cada uno, porque todos tenemos boca para hacer daño en esa parcela, y cuando utilizas esas armas para atacar poca moral posees.

Sólo tengo que decir que mi carrera profesional está avalada por trece años y medio trabajando en la Piscina Climatizada de A Estrada, en la cual, con mi titulación de Licenciada en Educación Física, he desempeñado funciones de monitora, socorrista y por último de dirección desde el año 2003, con diferentes empresas, y siempre como empleada no como dueña o responsable de las mismas.

Nunca, y digo nunca, he tenido problemas con usuarios, con la Academia o con el Ayuntamiento, organismos en los cuales han estado gobernando diferentes partidos políticos.

Porque no se trata de política se trata de cumplir con tus responsabilidades como trabajador para ofrecer y cumplir con lo que debe ser un buen servicio a los usuarios. El respeto, la colaboración y el cariño ha sido mutuo en todos los lugares y con todas las personas que he conocido y he tratado en estas instituciones, a ellos darles las gracias por habérmelo hecho fácil.

Me encuentro de baja, y con mi salud debilitada, por defender, ante quienes me acusan de todo, en primer lugar a los usuarios, por defender el buen servicio que se prestaba antes de la llegada de la nueva empresa, por defender a proveedores que no cobraban, por defender a mis compañeros que han hecho posible ese buen hacer durante muchos años y a los que ahora también son capaces de calumniar y robarles sus derechos, e incluso despedirlos, dejando su reputación dañada. A todos ellos gracias también.

Esto no es un problema entre trabajadores y empresa, los usuarios también han notado el cambio y todos lo sabemos.

La verdad siempre sale a la luz, sí, y aún sabiendo que perderé mi trabajo porque es lo que intentan conseguir, no harán que pierda mi dignidad.

*Ana Lois, empleada de la concesionaria de la Piscina Climatizada de A Estrada

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

JAVIER SÁNCHEZ DE DIOS

La imagen

Probablemente, lo peor de lo que ha ocurrido estos días con el overbooking de visitantes a las...

 
 

Cánovas, Rodrigo, Adolfo y...

Mi amigo Paco García, que vive en Gijón dedicado a altos menesteres...

 
 

ANXEL VENCE

Maridos de la muerte

Enamorados de la muerte ajena e incluso de la suya, los soldados de la Guerra Santa acaban de...

 
 

FERNANDO SCHWARTZ

El horror

La naturaleza de la mezquindad humana

 
 

PEDRO DE SILVA

En la inopia, me temo

¿Estaremos en guerra? Veo la foto de dos soldados libaneses en lucha contra el ISIS...

 
 

FRANCISCO SOSA WAGNER

Sexismo en la música

El regreso de la censura en los bailes de verano

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine