TRIBUNA LIBRE

Orgullo de somatén

07.04.2014 | 01:31

Observo cierta pasividad en los políticos activos. Entender que el orden público es lo primero que debemos valorar y agradecerle cuando los agentes de la Benemérita sancionan cuando cometemos una infracción. Debemos entender que cumplen con su deber, aunque no nos guste. Para mí cualquier agente del orden público que sanciona está en su pleno derecho y me encanta que así lo hagan, porque es su deber, sea quien sea. Ante la ley del orden público somos todos iguales, creo que así lo hacen.

Fui auxiliar de la Guardia Civil como somatén durante 27 años. Poseíamos armamento, una pistola del nueve corto reglamentaria y fusil y siempre que hubiera que hacer algún servicio a disposición de la Benemérita, se hacía voluntaria y desinteresadamente. Hacíamos los ejercicios de tiro en el año de fusil y pistola, siempre a las órdenes del comandante de puesto, teniente o capitán de la Benemérita. En el cuartel de Silleda éramos de doce a quince somatenes para auxiliar a la Guardia Civil. Para mí era un grandísimo orgullo siempre que hiciera falta colaborar. Entiendo que deberían volver a recuperar este cuerpo voluntario del somatén porque podría ayudar mucho a la Guardia Civil y Policía Local. Se evitarían muchos robos y se ayudaría a auxiliar y restablecer el orden público.

Y termino diciendo: ¡Viva la Guardia Civil, que es la grandeza de España! ¡Y viva España!, que por España debemos darlo todo... Y ese café para todos, me refiero a las 17 comunidades, fue la ruina de España. Las autonomías tienen que desaparecer porque hay más quien ordene y mande que gente que trabaje. Doña mamocracia está llena de mastines depredadores del dinero público y así le va a nuestra querida España.

*Presidente de Progresistas por Silleda (PPS)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine