Montoro y el IVA

31.05.2013 | 08:50

¿Nos toman el pelo? ¿Insultan nuestra inteligencia? El ministro Montoro ha dicho que por parte de la Comisión Europea "no hay una recomendación expresa de subir el IVA para el año que viene". Eso dice el ministro. Y lo que dice la Comisión es lo siguiente:

1- "El ratio ingresos tributarios/PIB sigue siendo uno de los más bajos de la UE. La eficiencia del sistema tributario puede mejorarse, además, aumentando la proporción de impuestos indirectos más favorables al crecimiento". (Consideración 10 del documento).

2- "Llevar a cabo una revisión sistemática del sistema tributario para marzo de 2014; considerar una mayor limitación del gasto fiscal relativo a la imposición directa, explorar el margen existente para una mayor limitación de la aplicación de los tipos de IVA reducidos y adoptar medidas adicionales en lo que respecta a los impuestos medioambientales, sobre todo los impuestos sobre los carburantes". (Recomendación 2 del documento).

En román paladino: Hay que recaudar más; hay que revisar de cabo a rabo el sistema tributario en el plazo de diez meses (marzo de 2014); en esta revisión de deben bajar los impuestos directos, o sea, el IRPF; y para recaudar más con menos IRPF hay que actuar sobre el IVA y el impuesto de carburantes.

¿De qué forma se debe actuar sobre el IVA? La Comisión lo deja claro con frases oscuras: "una mayor limitación de la aplicación de los tipos del IVA reducidos". Eso significa pasar productos de IVA reducido a IVA general. Vayan pensando en las cosas por las que pagan un IVA del 10% e imaginen que por algunas de ellas van a pasar a pagar el 21%.

Un ejemplo: en algún país europeo, si examinan el tique del restaurante se darán cuenta de que a los platos les han cargado el tipo de IVA reducido, y al vino, el tipo general. Aquí ambas cosas pagan el tipo reducido. Es un ejemplo menor. El tipo reducido se aplica en España a un gran número de productos alimenticios -incluidos vino y cerveza-- y a los productos sanitarios, transporte de viajeros, la mayoría de servicios de hostelería y la construcción de nuevas viviendas. A la hora de reclasificar, hay donde elegir.

Conclusión: El documento europeo no dice "os alargamos el déficit pero tenéis que subir el IVA", con esas palabras brutales, porque la Comisión nunca dice las cosas de esta manera, pero eso es lo que se entiende a poco que uno deje de empeñarse en ver las cosas como le gustaría que fueran.

Enlaces recomendados: Premios Cine