tribuna libre

Carta a mis compañeros

30.05.2013 | 07:37
Farmacia de la Galería de la Oliva, ya cerrada. // Faro
Farmacia de la Galería de la Oliva, ya cerrada. // Faro

Estimado compañero:

Soy Federico Moreno Izquierdo, a quien tal vez no conozcas pero de quien seguro has oído hablar, ya que soy el primer titular de oficina de farmacia en Pontevedra cuyo nefasto sentido de los negocios y la indispensable ayuda del señor Feijoo ha llevado a la quiebra y al concurso de acreedores.

Me dirijo a vosotros farmacéuticos del centro urbano de Pontevedra por vuestros correos electrónicos públicos, y poco a poco, por carta a los más próximos a mi exfarmacia de la Galería de la Oliva y a los que no dispongo de su e-mail.

Mi objetivo es despedirme de vosotros y agradeceros la colaboración a los que nos habéis apoyado en estos momentos.

Quiero servir también de aviso a navegantes. El abusivo y descarnado trato de las entidades financieras me hizo comprometerme en la lucha para qué "La licencia de explotación" de mi oficina de farmacia como denominan nuestro Colegio, la Consellería de Sanidade, los bancos, el administrador concursal y el Juzgado Mercantil nº 1 de nuestra ciudad fuera a concurso de méritos, según el espíritu de la legislación gallega de ordenación farmacéutica, y no a ser capitalizada por el Banco Pastor, que ya se ha quedado con todas mis propiedades, solo para pagar intereses.

Con brevedad; presentamos recurso de acreedores que se aceptó por el juzgado y el 31 de diciembre de 2011 tomó posesión el administrador concursal D. Rafael Moreno García. Con fecha 15/3/12 solicite al COF autorización para el cierre de la farmacia al estar de baja y negarse el administrador por falta de fondos a contratar un farmacéutico regente.

Con fecha 25/5/12 la Consellería me concede un cierre temporal de un máximo de dos años en base a mi "incapacidade temporal (Baixa medica)" y a la ausencia de nombramiento de un regente.

Con fecha del 24/5/12 comunico al Colegio Oficial de Farmacéuticos la concesión de mi incapacidad permanente no parcial, contestándome este con fecha del 31/5/2012, advirtiéndome, con razón, del riesgo de cierre definitivo si no nombraba regente. Con fecha del 25/6/12 la Consellería me pide concrete el día en que recibí la notificación del INSS, para contar desde ese, los veinte días que disponía para nombrar regente.

Comprenderéis mi sorpresa el 25/6 con la Consellería, ya que con fecha del 6 de junio había "renunciado voluntariamente" a la oficina de farmacia por escrito ante el Colegio Oficial de Farmacéuticos adjuntándole el auto del juzgado de fecha 21/5/13, que cierra de manera forzosa la oficina de farmacia, lo que por cierto la hace intrasladable e intraspasable y mas según la ley gallega famosa de 1999.

Total que creí que ya no tenía farmacia. Pero mira por donde ante la insistencia del administrador concursal, de mi abogada y del dueño del local porque entregase las llaves, me dirigí a la Conselleria para pedir instrucciones sobre los libros, los estupefacientes, los psicotrópicos, los dichosos ficheros de protección de datos y demás. Era el 24/1/13 y si te he visto no me acuerdo, de manera verbal en la Consellería de Santiago, por teléfono, me dijeron que "Como si fuera un piso en Gerona" que entregase las llaves. Le rogué me lo dijera por escrito en contestación a mi solicitud, que si quieres.

Mientras esperaba, subastaron mi "Licencia de explotación" en el juzgado, sin enseñar a nadie el local ni las instalaciones, y añadiendo el robot, mobiliario, existencias, etc. a la "Licencia de explotación" justo antes del inicio de la subasta.

Por cierto la primera puja fue de 100 euros y acabó sobre 140.000. Actualmente después de mucho fozar lo inexistente según yo creía, lo intraspasable por cierre forzoso del juzgado, vale ahora 601.000 euros, que amablemente permiten que reúna en 20 días la pujante. En el fondo gano yo rebajando la deuda.

¿Por qué no quiero reducir mi deuda en 600.000 euros y prefiero que cierren la farmacia y la licencia salga a concurso?

Pues sencillo, debo tanto que me importa un pito los 600 mil. En cambio sí quiero que se aplique la ley, esa que a nosotros nos aplican con todo su peso.

Y puestos, prefiero la farmacia de Galerías cerrada. Razón por la que os suministro la información y los documentos, estos y los que queráis para defender vuestras alegaciones contra la trasmisión y nueva apertura.

Gracias por leerme y hasta otra vez.

*Colegio Oficial de Farmacéuticos de Pontevedra nº 0737. Farmacia de Galerías Oliva

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos vigueses en Spokane

Decía un colega que el silencio y la emoción invadieron Estados Unidos, desde la Costa Este a...

 
 

JAVIER SÁNCHEZ DE DIOS

La influencia

A partir de la idea de que cada cual puede hacer de su capa un sayo siempre que se lo permitan...

 
 

JOSÉ MANUEL PONTE

La buena imagen de Trapero

Tras los trágicos sucesos de Cataluña el personaje de moda en los medios es el...

 
 

PEDRO DE SILVA

Aporofobia

Aunque han pasado casi dos décadas desde que la filósofa Adela Cortina propusiera...

 
 

DANIEL CAPÓ

La pregunta de la enfermera

La publicación de fotos de las víctimas de los atentados terroristas

 
 

TINO PERTIERRA

La tristeza del alivio

Agustín: "Las mejores respuestas llegan a veces cuando no te haces preguntas. A...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine