Ungido por el destino

PEDRO DE SILVA

29.05.2013 | 08:14

Desde hace una semana los comentaristas dan vueltas y vueltas a la intencionalidad del "pequeño pronunciamiento" del expresidente Aznar. Es justamente eso, un pronunciamiento, una llamada pública a la espera de respuesta, pero en este caso a plazo, reservada al supuesto de que el caos económico, social, territorial e institucional se instalara en España, tras un eventual fracaso de Rajoy. O sea, dicho con más claridad aún, la de Aznar es una propuesta condicionada de caudillaje, de hombre providencial que, con mano de hierro, saca a un país de los infiernos. En este billete ya se apuntó alguna vez esa querencia caudillista de Aznar, sin que decir esto niegue su carácter democrático. Quizá piense que, llamado como está por el destino, sólo debe aguardar a que se consume la conjura de la historia. Nada contra Rajoy, para Aznar un simple accidente, un flojo, un pusilánime.

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A vueltas con el congreso del PP de Cangas

Que me tienen loco con el congreso local del Partido Popular de...

 
 

ANXEL VENCE

Vacaciones con mando a distancia

Aunque por la barba y el continente recuerde a un prócer...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

Los medios no le dan tregua

Los medios de Estados Unidos, tal vez arrepentidos de no haber hecho lo suficiente para evitar...

 
 

ISABEL CALLE SANTOS*

Amor obsesivo como enfermedad

En 1979, la psicóloga Dorothy Tennov, publicó el...

 
 

MANUEL TORRES

El Museo del Mar

Desde hace tiempo unos marinenses, hombres de la mar, se han propuesto conseguir un local, con...

 
 

DANIEL CAPÓ

Plena soberanía

La nueva sensibilidad política que consiste en dejar solo el músculo de la voz del pueblo sin...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine