El Estado virtual

PEDRO DE SILVA

24.05.2013 | 09:11

Antes, los regalos de Reyes para los niños bien iban así: para el niño la escopeta de aire comprimido o el coche de pedales; para la niña, la casa de muñecas. Roles netos, francos, sin disimulo alguno. Artur Mas, a falta de montar un palacio de verdad para el Estat català, va organizando una casa de muñecas: una maqueta en la que aquí está el Gobierno, aquí las finanzas, con sus recaudadores, el banco central, la estadística, el centro de inteligencia, las academias, el cuerpo diplomático. ¿Alguien diseña también en secreto la defensa? Un verdadero Estado virtual paralelo, para cuando llegue el día "D". Ese día bastaría tocar un botón y ¡splash!, la maqueta desplegable comienza a moverse y va ocupando el espacio de la realidad, hasta sustituirla. Es muy catalán esto de empezar la cosa por la casa, aunque sea de muñecas. Dejémoslo estar: mejor en todo caso ese juguete que la escopeta.

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

J. ARNEIROS TORCELA *

Pequeña historia de los cine clubs en Ourense

El 28 de diciembre de 1928 se creó en España, en la...

 
 

JAVIER SÁNCHEZ DE DIOS

La evaluación

Una de las sorpresas que ha deparado este verano que parece no acabarse nunca -sus calores...

 
 

SANTIAGO LAGO PEÑAS*

Un debate desenfocado

Me temo que el debate sobre el turismo que se está desarrollando en España en las...

 
 

MATÍAS VALLÉS

Trump triunfaría en Corea del Norte

El conflicto de Corea del Norte demuestra que el planeta no puede...

 
 

JOSÉ MANUEL PONTE

El guion de los atentados

Es inevitable seguir hablando de los trágicos sucesos de Cataluña, de sus...

 
 

PEDRO DE SILVA

Abatidos

Abatir, en primera acepción (RAE) es derribar algo, echarlo por tierra. Solo en cuarta...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine