Primero de Mayo en la ratonera

01.05.2013 | 00:00

La oposición y los sindicatos pueden hacer grandes aspavientos ante el fracaso del Gobierno, pero hasta ahora no han sabido esbozar una alternativa consistente. El problema está en que una política alternativa no depende hoy de Madrid, sino de Berlín vía Bruselas, y allí nadie depende del voto de los españoles. España y los países del sur de Europa están metidos en una ratonera rodeada de gatos: si siguen en la ratonera pueden acabar en la inanición, pero si rompen los barrotes y logran salir de ella serían devorados por los deudores. Para completar el cuadro, a los guardianes de la ratonera (nuestros principales socios de Europa) no les urge poner fin a la situación, pues mientras los ratoncitos sigan ahí ellos compran el queso más barato al prestamista. Es un juego perverso, del que a lo mejor solo se sale rompiendo la baraja. Si nadie lo hace, podría acabar haciéndolo la calle.

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos vigueses en Spokane

Decía un colega que el silencio y la emoción invadieron Estados Unidos, desde la Costa Este a...

 
 

JAVIER SÁNCHEZ DE DIOS

La influencia

A partir de la idea de que cada cual puede hacer de su capa un sayo siempre que se lo permitan...

 
 

JOSÉ MANUEL PONTE

La buena imagen de Trapero

Tras los trágicos sucesos de Cataluña el personaje de moda en los medios es el...

 
 

PEDRO DE SILVA

Aporofobia

Aunque han pasado casi dos décadas desde que la filósofa Adela Cortina propusiera...

 
 

DANIEL CAPÓ

La pregunta de la enfermera

La publicación de fotos de las víctimas de los atentados terroristas

 
 

TINO PERTIERRA

La tristeza del alivio

Agustín: "Las mejores respuestas llegan a veces cuando no te haces preguntas. A...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine