Gracias Telesforo

TOMÁS ABEIJÓN *

27.03.2013 | 07:38

Para los nacidos antes de la década de los 70 e incluso me atrevería a decir de los 80, no resultará extraño si les hablo de Telesforo. Oficialmente su nombre era Pedro Telesforo Morales Ortiz, pero desde que lo conozco que ya han pasado cuarenta años, todo el mundo lo conocía por su segundo nombre de pila, es decir, por Telesforo, y digo "todo el mundo lo conocía" porque ayer recibí de mi apreciado amigo Antonio Novo la triste noticia de su fallecimiento.

Si reconocemos que la actividad física y el deporte son actividades esenciales que contribuyen al bienestar y calidad de vida de nuestra sociedad en aspectos tan importantes como la salud, la educación, el ocio, etc, para los que no tuvieron la fortuna de conocer a Telesforo, les podría contar muchas cosas de él, como por ejemplo que: durante muchos años fue Profesor de la asignatura de Educación Física en el Instituto y en varios colegios de Pontevedra, que a principios de los años setenta fue Jefe Provincial de la OJE (movimiento educativo que se dedicó a inculcar valores a través de la palabra, el ambiente y la actividad físico-deportiva para incidir en la instrucción de aptitudes, en la formación de actitudes y en la forja de un estilo de vida saludable a miles de jóvenes en toda España y a cientos en Pontevedra), que a finales de los setenta se le nombró Entrenador de Atletismo del C.I.T.D. (más conocidos por los "supermanes"), que a mediados de los años ochenta fue director del Estadio de la Juventud, que desempeñó el cargo de presidente de varios clubes deportivos de la ciudad como el Cisne y el Treboada, y que después de pasar más de media vida entregado a la Educación Física y al Deporte en Pontevedra, traslado su residencia a Santiago de Compostela donde trabajaba, ocupando allí un importante cargo en la Xunta de Galicia en la etapa de don Manuel Fraga Iribarne fecha en la que aproximadamente se jubiló.

Pero lo más importante de la personalidad de Telesforo, no es que fuera un gran profesional con una destacada formación académica y deportiva, algo que jamás le perdonaron los que sufren con los éxitos de los demás, ni tampoco que fuese una persona carismática dotado de un fuerte magnetismo personal para las relaciones humanas haciéndose querer por todo aquel que llegó a tratarlo en profundidad, lo más importante de éste hombre fue su GENEROSIDAD, porque Telesforo dedicó muchas pero que muchas horas de su vida particular, a varias generaciones de chicos de Pontevedra, que si no fuera por su iniciativa y dedicación, a saber qué sería del futuro de muchos de ellos, y más teniendo en cuenta que en los años setenta y ochenta, en donde él le dio un gran impulso al deporte, la droga empezaba hacer estragos entre la juventud.

Quiero terminar esta reseña de mi querido Telesforo, ese SEÑOR del deporte que forma parte de una edición de educadores inimitable y que nos enseñó "que los campeones a veces se paran, pero jamás abandonan", enviándole un fuerte abrazo a su familia y en especial a sus hijos Vicente y Senador, ambos licenciados en INEF y con quienes compartí muchas horas de gimnasio en el Estadio y en el Pabellón, y que junto a su padre quizás viví una de las mejores infancias y adolescencia a la que un chaval de entre 10 y 17 años puede aspirar.

Gracias TELES.

*Entrenador, experto en fisioculturismo

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El fuego del astillero tradicional de Moaña se resiste a irse

Ya pasaron más de dos meses desde que alguien quemase...

 
 

Los 95 de Roberto Vidal

Ardo en deseos de verme a mediados de la próxima semana con Roberto Vidal y sus 95 tacos, con...

 
 

JAVIER SÁNCHEZ DE DIOS

Los ´errores´

Lo más probable, vista la costumbre de algunos políticos, es que el...

 
 

JOSÉ MANUEL PONTE

Goethe y la ´turismofobia´

Cuando en el otoño de 1786, Johann W. Goethe, después de haber soportado un mal...

 
 

MATÍAS VALLÉS

Barcelona entra en la ´nueva normalidad´

No es un atentado contra España o Cataluña, el terrorismo islámico...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine