Responderán de ello

Pedro de Silva

12.03.2013 | 07:41

Había costado trabajo reducir la sangría humana de nuestras carreteras, en las que llegaron a morir 5.000 personas al año hace dos décadas y 4.000 hace una, siendo la primera causa de muerte entre los jóvenes. El pasado año la cifra se redujo a algo más de 1.500. Aquella borrachera de sangre empezaba a ser recordada como una pesadilla, pero las altas cilindradas imponen su ley, y el Gobierno proyecta aumentar a 130 la velocidad límite en las autopistas. En la práctica es como situar en 155 la velocidad a la que irá esa parte de conductores que asumen el riesgo de sanción económica. Y esto se hace justamente cuando está por los cielos el precio del petróleo que pagamos al exterior y cuando la conservación de la red viaria es más precaria. Si este irresponsable experimento acabara provocando un repunte de la mortalidad alguien debería ser responsable de homicidio por imprudencia.

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

POR RAFAEL L. TORRE

El Hotel Universo

Pontevedra conoció la modernidad en aquel establecimiento tan chic y disfrutó mucho de sus...

 
 

La calle que debe ser para Pepe Simón

La clase política, ya se sabe, no acostumbra a tener buena memoria....

 
 

JUAN JOSÉ MARTÍNEZ JAMBRINA*

Proust en el olivar de Saramago

El análisis de los psicoanalistas de los llamados "locos geniales"

 
 

MIGUEL ÁNGEL MARTÍNEZ COELLO

Orense Balneario tiene mar

Orense Balneario tiene mar. Es una localidad integrante en el partido de Tres Arroyos, al sur...

 
 

PILAR GARCÉS

Las dos Españas de Sabadell

La propuesta de quitar a Machado, Quevedo o Goya del callejero de la localidad catalana

 
 

PEDRO DE SILVA

Cargas de nuestra civilización

El objetivo del terrorismo, como su nombre indica, es provocar...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine