O ROMPEOLAS

La anécdota entre la Guardia Civil y la Policía

Javier Manchado

07.03.2013 | 07:39
Fiesta de los maniquíes. Quedaron de esta guisa tras una indecente noche de lujuria y pasión. Ahora solo sirven para lucir pierna sujetos de una barra metálica de puesto de feria. Su mutilación es pareja a la que sufre el casco vello. G.N.
Fiesta de los maniquíes. Quedaron de esta guisa tras una indecente noche de lujuria y pasión. Ahora solo sirven para lucir pierna sujetos de una barra metálica de puesto de feria. Su mutilación es pareja a la que sufre el casco vello. G.N.

Una anécdota. Dicen que es solo eso, pero hay mucho más detrás. Resulta que la Guardia Civil de Tráfico, ni corta ni perezosa, crecida con lo de Benzema y ahora Marcelo, decidió retirar un vehículo de la avenida de Vigo. Esta calle es teóricamente territorio de la Policía Local que, aunque guarda silencio, no vio con muy buenos ojos esta maniobra de supuesta invasión de competencias. Es ya vieja esta pugna entre estos dos cuerpos, y no sucede solo en Cangas, también en los de la estepa castellana.

El CSIC viene a Cangas a estudiar la nueva especie

Nos comentan que el Centro de Investigaciones Científicas (CSIC) tiene proyectos para Cangas. Preguntamos si no se confundirían de siglas y los que vienen a Cangas son los protagonistas de la serie CSI. Nos confirman que es el CSIC. Mucho nos tememos que sea porque se ha encontrado una nueva especie que pretende colonizar O Morrazo: el jodechincho. Eruditos profesores anuncian sesudos estudios sobre esta nueva especie, a la que le gusta broncearse al sol y los comer chinchos en verano.

Enlaces recomendados: Premios Cine