Reflexión sobre la concesión de Massó

05.03.2013 | 07:29

Un momento de reflexión para el caso de Marina Atlántica que abandona la concesión sobre la lámina de agua en Massó. Fue una batalla que ganó la crisis, más que el echarse a la calle. Fue necesaria la crisis para convencer a los que presumían de dinero y de algo más que estaban desquiciando a un pueblo, sembrando enemistades y heridas que tardarán en curarse. Y no sabemos el motivo por el que la Autoridad Portuaria no actuó antes de oficio y le arrebató la concesión, antes de que el administrador concursal desistiera de la misma. Si en vez de una empresa fuese mengano o citano ya estaría embargado todo, con los policías a la puerta.

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

J. ARNEIROS TORCELA *

Pequeña historia de los cine clubs en Ourense

El 28 de diciembre de 1928 se creó en España, en la...

 
 

JAVIER SÁNCHEZ DE DIOS

La evaluación

Una de las sorpresas que ha deparado este verano que parece no acabarse nunca -sus calores...

 
 

SANTIAGO LAGO PEÑAS*

Un debate desenfocado

Me temo que el debate sobre el turismo que se está desarrollando en España en las...

 
 

MATÍAS VALLÉS

Trump triunfaría en Corea del Norte

El conflicto de Corea del Norte demuestra que el planeta no puede...

 
 

JOSÉ MANUEL PONTE

El guion de los atentados

Es inevitable seguir hablando de los trágicos sucesos de Cataluña, de sus...

 
 

PEDRO DE SILVA

Abatidos

Abatir, en primera acepción (RAE) es derribar algo, echarlo por tierra. Solo en cuarta...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine