EN DIRECTO

Sobre el terror

Camilo José Cela Conde

 22:41  

Los pánicos, quién lo iba a decir, son una función del tiempo. O de los tiempos que corren, por mejor decirlo. Si la Biblia pudo encauzar el terror de centenares de generaciones temerosas de un dios justiciero y tremendo, la aparición de las plagas mortales, humanas, las coetáneas y no escatológicas ni dependientes de un ser sobrenatural, nos robaron los sueños. Tiempos hubo en los que el miedo se refería, sobre todo, a la bomba, a la madre de todas las bombas –que diría el sátrapa Sadam Husein–, a la bomba atómica. Hasta canciones se hicieron el siglo pasado a tal respecto siguiendo la lógica más absoluta porque, cuando la amenaza tiene cara y manos, asusta más. Nada que ver con los íncubos, con los seres malignos cuyo poder no iba a caernos encima hasta llegar al infierno. La bomba era el miedo de verdad.
Pero ya no. Publican los diarios la noticia de que Irán tiene la bomba, o puede tenerla de inmediato, y nadie se rasga las vestiduras. Iran es la república islámica que fue puesta en su día por el presidente Bush en la nómina de los países del Mal (con mayúsculas) y allí, que yo sepa, permanece. Una sospecha parecida acerca de otro de los malos, Corea del Norte, se saldó con amenazas, embargos y sanciones hasta que el régimen de Pyongyang dio marcha atrás en sus euforias nucleares. Pero el New York Times hace público un informe de técnicos de la ONU sobre la capacidad del régimen de los allatolahs para fabricar un ingenio igual al de los coreanos y lo único que sucede es que el presidente de la agencia que controla la energía atómica, la OIEA, anuncia que se trasladará a Teherán a negociar. ¿A negociar, qué? Los miedos no se negocian: se combaten, ya sea con exorcismos o con guerras preventivas. Si se opta por la negociación es porque, en el fondo, el poderío nuclear de los persas sólo preocupa a los griegos, es decir, hablando de hoy en día, a Israel.
He preguntado a las personas que tengo cerca por lo de la bomba de Irán y todas ellas habían pasado sobre la noticia sin leer otra cosa que los titulares. Ya sé que no se puede pasar de la anécdota a la categoría dando los miedos por liquidados sólo porque mis amigos sean tan irresponsables como yo. Pero me temo que la actitud es general ante un pánico que está pasado de moda, que suena un poco como las batallas que contaba el abuelito acerca de la guerra civil. Salvo que a un juez le dé por procesar a los líderes religioso-políticos iraníes, que eso sí que iba a provocar un miedo tremendo en las conciencias sensibles, la bomba da para poco más que un titular tirando a antiguo. Es comprensible. Con el paro por las nubes, los bancos metiendo las ayudas oficiales en jubilaciones escandalosas, las tiendas que cierran una tras otra y los ahorros ya en precario, las bombas remotas no forman parte de la agenda de los terrores creíbles. Los miedos inmediatos, los pánicos del día a día, han dejado la bomba a la altura de amenazas como la del purgatorio para los pecadores de segunda división.

Caja Negra        O Bichero         Floreano
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
CONÓZCANOS: CONTACTO | FARO DE VIGO | LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES | CLUB FARO DE VIGO | ACERCA DE ED. GALEGO PUBLICIDAD: TARIFAS | CONTRATAR
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de farodevigo.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Información | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Tenerife | La Opinión de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya