EN DIRECTO

Unos presupuestos insuficientes

Editorial

 

El proyecto de Presupuestos del Estado de 2010 para Galicia ha sido recibido con escepticismo y algunas críticas, especialmente intensas en el caso de las partidas específicas para Vigo y su comarca. El alcalde Abel Caballero y el PSOE se han quedado solos en la defensa del dinero que recibirá la ciudad. Sus socios de gobierno, el BNG, no se han parado en barras a la hora de tacharlos de "desastrosos y escandalosos", mientras la oposición del PP los califica de tomadura de pelo; la federación vecinal y las asociaciones empresariales también los consideran insuficientes.
Los presupuestos de un gobierno, sea éste nacional, autonómico o local, son la plasmación de la política, el escaparate donde los ciudadanos tienen la oportunidad de comprobar por fin si las promesas tantas veces oídas van a ser o no realidad. De ahí que los políticos se dejen la piel en esa batalla. Cualquier argucia vale para defenderlos, si quien habla es corresponsable de su elaboración, o para denigrarlos, si el que lo hace está en la oposición. Como administrativamente es un asunto sumamente complejo para la mayoría de los ciudadanos, miel sobre hojuelas: la confusión está servida. Se puede engañar consignando mucho dinero, a sabiendas de que nunca se gastará, como ha ocurrido otro años –Galicia sabe mucho de esto–, o alegando que se asigna poco porque es lo único que se puede gastar dado el estado del proyecto, cuando en realidad lo que ocurre es que no se quiere comprometer ni un euro más. Se pueden reclamar proyectos desechados, como groseramente se ha hecho con la ampliación del puente de Rande. Por eso es necesario entrar al detalle si de verdad se quiere interpretarlos correctamente.
Se daba por hecho que el presupuesto de 2010 iba a ser el de la austeridad y la contención como consecuencia de la crisis, pero no tendría por qué ser a costa de retrasar proyectos largamente esperados. Porque, digámoslo ya, la clave de los presupuestos para Vigo radica en los plazos más que en las partidas económicas. Tiene razón el alcalde cuando dice que están todos los proyectos, pero no todos están con los plazos prometidos. La oposición se ha aferrado a esta circunstancia, pero sus descalificaciones globales tampoco se compadecen con la realidad.
Decepcionante es, por ejemplo, el caso de la depuradora, que tiene 9 millones frente a los 100 presupuestados en 2009. Y resulta especialmente decepcionante no por falta de recursos –tiene tres consignaciones plurianuales por un importe total de 176 millones– sino porque la causa del atraso es pura y dura politiquería: el enfrentamiento de la Xunta y el Gobierno con el ayuntamiento en medio. La tan traída Biblioteca Estatal tiene asignados nada más que 40.000 euros. Probablemente sean más que suficientes para elaborar los proyectos, pero el coste presupuestado para la obra es de 11,2 millones y el último pago prevé realizarse en 2012, un año después de lo anunciado. La autovía Vigo-Porriño, una demanda histórica para poner fin a la alta siniestralidad del actual trazado, tiene por fin una partida para iniciar los estudios y el proyecto, pero sin más compromiso de realización a medio plazo, y lo mismo ocurre con la autovía entre Vigo y Pontevedra, presentada como alternativa urgente al desechado desdoblamiento de Rande.
Respecto a la ampliación del aeropuerto de Peinador, están consignados 23,3 millones, pero 20 millones son para el aparcamiento en construcción. La ampliación de la terminal sólo tiene 643.000 euros, aunque en este caso sí existe programación plurianual, lo cual debería garantizar la conclusión de la obra. En concreto se asignan 14,3 millones para 2012 y 24,6 para 2013. Como en el caso de la Biblioteca Estatal, el problema es que se incumplen los plazos.
Sorprende la carencia absoluta de concreción sobre la Ciudad del Mar. Podrá alegarse que se trata de una iniciativa autonómica sobre la cual la Xunta está escurriendo el bulto, pero también es cierto que el Ministerio de Ciencia e Innovación llegó a presupuestar en su día cerca de 6 millones, dinero que ahora está en paradero desconocido. Tampoco tiene asignada con claridad una cantidad específica la reforma del muro de Samil, algo sorprendente por ser competencia de la gallega Elena Espinosa, que ha mostrado en su materialización tanto interés como el propio alcalde.
Capítulo aparte merece la construcción del AVE, no sólo por haberse convertido ya en una obra emblemática para Galicia sino también porque la cuantía de su inversión es con diferencia la mayor de los presupuestos, junto con la de Medio Ambiente, dos departamentos, por cierto, en manos de gallegos. Los presupuestos destinan para el AVE gallego 784 millones, 508 de ellos para Santiago-Ourense, 230 para el Eje Atlántico y sólo 40 para Ourense-Lubián (Zamora). Éste último es un tramo paradigmático tanto por su alta carga simbólica, ser la entrada de la Alta Velocidad en Galicia, como por lo ocurrido con sus dineros. En el presupuesto de 2009 tenía ya 254 millones. Cuando la ínclita Magdalena Álvarez dejó el ministerio, José Blanco, su sucecor, ordenó cambiar el trazado de 64 de los 100 kilómetros de su recorrido para que todo él fuese de verdadera Alta Velocidad, con lo cual ese dinero no se ha gastado. En una palabra, el Estado ha escamoteado a Galicia todo lo presupuesto en 2009 para el tramo de entrada del AVE en la comunidad. Pero esa Alta Velocidad es, por así decir, la de Touriño y Álvarez, no la de Blanco y Feijóo.
El ministro de Fomento mantuvo el miércoles pasado en sede parlamentaria su compromiso de cumplir el Pacto do Obradoiro, en el cual su departamento y la Xunta fijan por escrito el nuevo calendario del AVE a Galicia. Ese calendario retrasa la fecha de llegada a finales de 2015 y prevé para el próximo año una licitación de obras descomunal. Blanco asegura que tiene recursos –entre ellos un crédito de 1.995 millones con el Banco Europeo de Inversiones cuya firma está prevista para este mes de octubre– y margen para cumplir lo firmado con Feijóo, y éste respeta aún la palabra del ministro. Lo hizo públicamente el martes en Santiago y lo reiteró el jueves al término del consello, en un gesto que le aleja de la fácil demagogia politiquera y le honra como gobernante. Dijo el presidente de la Xunta que Blanco dispone hasta final de año, más todo 2010, para cumplir su promesa y que, por tanto, él no tiene por qué dudar aún de la palabra del ministro, aunque añadió que le pedirá aclaraciones sobre partidas concretas.
Y esa es la verdadera clave de los presupuestos de 2010 para Galicia. Si Fomento cumple, serán buenos; si no lo hace, serán un nuevo fiasco. Porque la inversión en la comunidad cae por primera en diez años, en concreto un 5,2%, pero se mantiene en el 8% nacional (2.004 millones), lo que la sitúa como la sexta mejor de España. Eso sí, el año que viene pagaremos más impuestos y recibiremos menos fondos de suficiencia (3.279 millones) y menos fondos de compensación interterritorial (169,6 millones).
De manera que el verdadero problema de los presupuestos de Galicia, sobremanera del sur de la comunidad y en especial de Vigo, es que arrastra tal deuda pendiente, tantas promesas incumplidas, que, más allá de las engañifas propias de la pugna entre Gobierno y oposición, resulta completamente justificada la frustración que genera cualquier dilación, cualquier nueva duda sobre la materialización de los ansiados proyectos. Por eso los presupuestos de 2010 son insuficientes, porque los gallegos no admiten ni un incumplimiento más. Y por eso su tramitación parlamentaria brinda una ocasión excepcional para comenzar a remediarlo.

  HEMEROTECA
Caja Negra        O Bichero         Floreano
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
CONÓZCANOS: CONTACTO | FARO DE VIGO | LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES | CLUB FARO DE VIGO | ACERCA DE ED. GALEGO PUBLICIDAD: TARIFAS | CONTRATAR
farodevigo.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de farodevigo.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya