crónicas galantes

Primero la vivienda y ahora las pensiones

Anxel Vence

 

Advierte el gobernador del Banco de España que la Seguridad Social podría entrar en números rojos este mismo año y que ni siquiera los futuros jubilados tienen asegurado el cobro –o la “sostenibilidad”– de sus pensiones. Tras la caída del castillo de naipes de la vivienda, ya sólo faltaba que ahora se desmoronase también la pirámide de subsidios en la que tienen depositadas su fe y su esperanza de sobrevivir los pensionistas del mañana.

Miguel Ángel Fernández Ordóñez, jefe del banco central y en su día secretario de Hacienda de Zapatero no es precisamente un conservador, pero su sinceridad acaba de costarle un ataque en tromba del Gobierno y de los sindicatos (valga la redundancia).

Por desgracia, la credibilidad de este gobierno que negó la existencia de la crisis muchas más veces que San Pedro a Cristo no es exactamente la más idónea para tranquilizar a los ciudadanos. Y los sindicatos, qué van a decir. Ayunos de medios propios para su sustento, han acabado por convertirse en un aparato más del Estado que sufraga generosamente sus necesidades a cambio de que mantengan calmados a los trabajadores.

El gobernador Ordóñez se ha limitado a sugerir –sin decirlo expresamente– que la Seguridad Social española es un sistema de pirámide comparable al de la vivienda o al de los sellos, que tan mal acabaron por aquí en estos últimos años.

Sabido es que las pensiones no dependen en España de un método de capitalización o mixto, sino de reparto. Se trata de una especie de fórmula piramidal por la que los nuevos contribuyentes sufragan con sus cuotas la jubilación de aquellos otros que cotizaron (o no) años atrás; y que a su vez habían pagado las de sus predecesores.

El sistema suele funcionar razonablemente bien en épocas de bonanza; pero corre el riesgo de entrar en crisis cuando pintan bastos para la economía del país. Tal que ahora, por ejemplo.

Los más de cien mil trabajadores que cada mes están ingresando en el ejército del desempleo desde hace un año absorben subsidios en cantidad suficiente como para vaciar las arcas de la Seguridad Social. A la vez, el creciente número de empleados que dejan de cotizar, víctimas del paro, reduce la capacidad financiera del sistema hasta el extremo de poner en compromiso el pago de sus pensiones a quienes estén situados –por razones de edad– en la cúspide de la pirámide. Por decirlo en la jerga de los economistas, hay en España un “problema de sostenibilidad” de las pensiones que “sería absurdo negar”, según la ominosa advertencia del socialdemócrata Ordóñez.

Algo así ocurrió con la pirámide del ladrillo durante la reciente década prodigiosa en la que tantas fortunas se edificaron al calor de una especulación que parecía no tener límite. Bajo la disparatada premisa de que los pisos nunca bajan de precio, millones de españoles se embarcaron en esta variante del juego del Monopoly fundada en el hormigón, hasta que la pirámide rompió por la base y trajo la actual ruina. Más o menos lo que un par de años antes había ocurrido ya con ciertas sociedades de inversión filatélica que igualmente ofrecían piramidales beneficios.

Salvadas las cortas distancias entre lo público y lo privado, la Seguridad Social es también un sistema basado en el principio de la pirámide que asegura el pago a los antiguos contribuyentes que están en su vértice sólo en la hipótesis de que la base siga ensanchándose con las aportaciones de nuevos trabajadores. Y no parece que sea precisamente éste el caso ahora mismo.

Por fortuna, el Gobierno y los sindicatos se han apresurado a afearle la conducta al gobernador del Banco de España e incluso garantizan que no habrá déficit de caja ni problemas con las pensiones. Cierto es que no acertaron en sus anteriores vaticinios sobre la crisis, pero malo será que fallen dos veces. Por la cuenta que nos tiene, conservemos la fe en sus pronósticos. Y el que sepa rezar, que rece.

anxel@arrakis.es

  HEMEROTECA
Caja Negra        O Bichero         Floreano
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
CONÓZCANOS: CONTACTO | FARO DE VIGO | LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES | CLUB FARO DE VIGO | ACERCA DE ED. GALEGO PUBLICIDAD: TARIFAS | CONTRATAR
farodevigo.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de farodevigo.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya