Un país, dos gobiernos

Anxel Vence

 

Bilingües y hasta bífidos como somos los gallegos, no ha de extrañar que, además de dos lenguas, dispongamos también de dos gobiernos que se reparten por parcelas el mando del país. La reciente subasta del aire, organizada en exclusiva por la Xunta nacionalista contra el criterio de la Xunta socialdemócrata, es el último de los numerosísimos ejemplos de esa bicefalia, tan característica ya de Galicia como las centollas, la lluvia o el caballo blanco del Apóstol.
Bien es verdad que la patente de este invento -como la de la pólvora- no nos corresponde a los gallegos, sino a los chinos. Fue en efecto el presidente Deng Xiaoping, heterodoxo sucesor de Mao, el que ideó la fórmula: "Un país, dos sistemas" que tan útil resultaría para facilitar una integración sin traumas de las antiguas colonias de Hong-Kong y Macao en la República Popular China.
El acuerdo que permitía a los habitantes de esos territorios seguir viviendo en una economía de libre mercado y a la vez bajo una dictadura maoísta funcionó espléndidamente. Tanto, que los dirigentes chinos acabaron por extenderlo a todo el país con la invención del capitalismo comunista: fórmula de gran sutileza oriental que en sólo un par de décadas ha convertido a China en una superpotencia económica capaz de invadir -pacíficamente- el mundo con sus cachivaches a bajo precio.
Distintos y desde luego distantes, los gallegos y los chinos guardan sin embargo algunas curiosas semejanzas. Los dos son pueblos con tendencia a emigrar y a especializarse en ciertos negocios allá donde vayan: ya sea en el ramo de los colmados y bares por la parte que toca a los gallegos, ya en el de las lavanderías y en los abigarrados bazares del Todo a Cien por la de los chinos. Ambos gozan, además, idéntica fama de gente laboriosa, según se deduce de la expresión "Trabajar como un chino" común en muchos países del mundo y en su equivalente "Trabalhar que nin un galego", usada antiguamente en la vecina Portugal.
Menos conocida es la similitud entre las fórmulas de gobierno que se practican aquí y en Pekín. Si los chinos aplican la máxima "Un país, dos sistemas" que permite la convivencia en extraña armonía del capitalismo y el comunismo, los gallegos ejercen una variante algo más módica de esa fórmula que consistiría en tener dos gobiernos para un solo reino autónomo.
Aunque no lo parezca, la tradición se remonta ya a los tiempos de la dinastía de Don Manuel I. También entonces el gobierno era aparentemente uno, lo que no impedía que el poder se distribuyese a partes desiguales entre el partido conservador urbano (o del birrete) y el rural organizado en la fracción de la boina. Y es que gobernar en Galicia resulta a menudo tarea de chinos.
Tras el destronamiento de Fraga en las urnas, la natural tendencia de este país al doble gobierno encontró un cauce de expresión aún más claro con la alianza entre los socialdemócratas de Touriño y los nacionalistas encabezados por Quintana. Forzados a convivir como dos siameses inseparables que dependen el uno del otro para su supervivencia, los dos optaron por una estricta división de poderes que dejó cortas las teorías del mismísimo Montesquieu.
Pragmáticos como chinos de la escuela de Deng Xiaoping, los partidos coaligados en Galicia han establecido en la práctica dos gobiernos estancos en los que la parte contratante de la primera parte acepta tácitamente no inmiscuirse en los asuntos de la parte contratante de la segunda parte. Y viceversa.
De ahí que el gobierno que manda en el viento no tenga por qué consultar con el otro gobierno que ejerce las competencias en medio ambiente; o que uno de ellos administre la educación en general y el otro la enseñanza en las escuelas infantiles. Decía Antonio Machín que no se puede amar a dos mujeres a la vez y no estar loco. Se ve que, a pesar de su ascendencia lucense, el cantante no conocía Galicia.
anxel@arrakis.es

Caja Negra        O Bichero         Floreano
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
CONÓZCANOS: CONTACTO | FARO DE VIGO | LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES | CLUB FARO DE VIGO | ACERCA DE ED. GALEGO PUBLICIDAD: TARIFAS | CONTRATAR
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de farodevigo.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Información | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Tenerife | La Opinión de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya