EN DIRECTO:

Ni al guionista de Rambo

José Manuel Ponte

 

Los españoles estamos acostumbrados a que nuestros héroes nacionales protagonicen hazañas extraordinarias casi en solitario, o con muy poca compañía. Es una tradición histórica que no se rompe y que posiblemente tenga algo que ver con el feroz individualismo de la raza. Nos va la guerrilla, el golpe de mano, y la acción individual mucho mejor que los grandes movimientos militares, con amplio despliegue de ejércitos enormes. Don Pelayo y los suyos eran una minoría en Covadonga contra la morisma; Rodrigo Díaz de Vivar cabalgó solo durante mucho tiempo; Hernán Cortés quemó las naves para no retroceder y se enfrentó al imperio azteca con un puñado de hombres valerosos y mucha astucia para fomentar las querellas internas del enemigo; Pizarro hizo algo parecido en el Perú e hizo prisionero al inca Atahualpa en una operación temeraria, que aun hoy en día provoca admiración; Lope de Aguirre y Cabeza de Vaca se internaron en territorios hostiles e inhóspitos con escasa compañía. Y los "últimos de Filipinas", como su propio nombre indica, eran cuatro gatos cuando se produjo el asalto final de los insurrectos. Más cerca en el tiempo, el ex general de la Guardia Civil Rodríguez Galindo, juzgado y condenado por los horribles sucesos del cuartel de Intxaurrondo, dejó estupefacto al tribunal al asegurar que con nueve de sus siniestros subalternos podría volver a conquistar América del Sur para la corona de España. Así pues la tradición manda que estemos siempre en inferioridad frente a un enemigo numeroso, y la mejor expresión de valor es pedir que nos dejen solos ante el peligro inminente. Como hacen los toreros cuando se enrabietan tras un revolcón. Por eso mismo, si hay algún pueblo en el mundo capaz de entender sucesos donde una minoría se enfrenta a una mayoría abrumadora, en situación de clara desventaja, ese es el nuestro. Y aún así hay casos inexplicables, desde el punto de vista de la lógica, como el de los atentados de Bombay. En la tertulia del café a la que acudo de vez en cuando, hubo una discusión apasionada sobre los hechos, al menos en la forma en la que nos lo contaron las autoridades indias y pakistaníes y la prensa internacional. La mayoría de los presentes somos gente mayor que ha hecho el servicio militar obligatorio y tiene alguna experiencia de prácticas con armas de fuego. Y casi nadie puede entender como diez individuos armados pueden llegar por mar a una ciudad de 18 millones de habitantes y, dividiéndose en grupos de dos, tomar diez edificios estratégicos, matar a casi doscientas personas y herir a varios cientos, enfrentándose al ejército, unidades antiterroristas, policía y guardias de seguridad, durante tres días. Como suele ocurrir en estos casos, todos (excepto uno que no sabe casi nada) murieron en la refriega y ya no podrán explicarnos las razones de sus actos, ni dar detalles sobre sus cómplices. Ni al guionista de las películas de Rambo, con su cañón ametrallador que nunca se quedaba sin balas, se le ocurriría una cosa semejante. Vivimos en plena apoteosis de la mentira.

Caja Negra        O Bichero         Floreano
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
CONÓZCANOS: CONTACTO | FARO DE VIGO | LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES | CLUB FARO DE VIGO | ACERCA DE ED. GALEGO PUBLICIDAD: TARIFAS | CONTRATAR
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de farodevigo.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Información | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Tenerife | La Opinión de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya