Galicia necesita más que nunca acabar con la sangría en las carreteras

EDITORIAL

 

Octubre ha roto la tendencia a la baja en el número de muertos en las carreteras gallegas en lo que llevamos de año. Veinticinco personas fallecieron en accidentes de tráfico el pasado mes, frente a las 14 víctimas mortales de octubre de 2007. El balance supone un aumento del 78% respecto a los fallecidos en el mismo periodo del año anterior y vuelve a ponernos a todos en guardia, conductores, peatones y responsables políticos, ante un drama que siega desde hace años cientos de vidas en Galicia, en su mayoría las de nuestros jóvenes.
La reciente tragedia de una familia rota en una curva de Oia, en un accidente que causó la muerte al padre y a sus dos niños y dejó herida de gravedad a la madre, supone un aldabonazo más sobre la necesidad de acelerar los planes en marcha de mejora de la seguridad vial en Galicia. Porque esta maldita curva de Oia ya se ha cobrado antes otras vidas sin que nadie le haya puesto remedio.
A veces algo tan simple como adelantar las actuaciones preventivas, hacer caso a tiempo de las llamadas ciudadanas, contribuiría a evitar que siniestros de este tipo se repitiesen. Porque tuvo que ocurrir la tragedia de Oia, en la que se denunció la existencia de gasoil en la calzada, para que la limpieza se extremase en este vial, como hoy mismo denuncia un lector de Oia en la sección de Cartas al Director de este periódico: "Días después del accidente apareció otra mancha de gasoil en la misma zona, llamamos a la Guardia Civil y mi sorpresa fue que, en menos de media hora, teníamos a tres camionetas de mantenimiento de carreteras limpiando y señalizando el tramo, y algún otro vehículo de Tráfico".
Los malos datos de octubre, que truncan la positiva evolución que venía registrándose este año en relación a 2007, confirman que sería un error bajar la guardia ante esta sangría de vidas. El hecho de que las víctimas mortales hayan bajado demuestra la eficacia, aunque sea parcial, de las políticas emprendidas tanto por el Ministerio de Interior como por la Consellería de Política Territorial, pero evidencia también que estamos aún muy lejos de alcanzar unos objetivos razonables. La conselleira María José Caride achacó recientemente en el Parlamento esta evolución positiva a la "complicidad" de la sociedad gallega y a medidas concretas como el carné por puntos, la coordinación con el Gobierno central y el Plan Gallego de Seguridad Vial. Su departamento, allá donde alcanzan sus competencias, ha emprendido medidas que también han ayudado a mejorar la situación, como el desdoblamiento de vías rápidas para convertirlas en autovías más seguras, la reducción de los tramos más peligrosos o la creación de nuevas vías con menor riesgo. No debemos olvidar que muchas de las muertes que se registran en Galicia ocurren en sinuosas y deficientes vías secundarias y que nuestra comunidad tiene el triste récord de encabezar el ranking de peatones fallecidos en atropellos en España.
Así pues, no puede ni debe haber cabida para triunfalismos. En todo caso, la tendencia a la baja en el número de fallecidos viene a demostrar que si se actúa con decisión y firmeza y se ponen los medios adecuados es posible mitigar el alcance de este drama, que para nada es consecuencia ni del "pesimismo ni de los problemas psicológicos de los gallegos", dos argumentos con los que un irrespetuoso director general de Tráfico, Pere Navarro, quiso justificar en su día la elevada mortalidad de las carreteras en Galicia, quizá para ocultar así su propio fracaso. Como tampoco son admisibles otros pronunciamientos suyos más recientes en los que atribuía el aumento de muertes en octubre a "la preocupación económica, que afecta a la atención y concentración al volante". Es cierto que la prudencia de conductores y peatones resulta crucial para resolver el problema, pero también lo es que ésta será siempre insuficiente si las distintas administraciones no adoptan de una vez las medidas necesarias para que tragedias como la de Oia no vuelvan a producirse.

 

Galicia

El sector forestal urge a retirar la madera quemada cuanto antes para evitar la caída de precios

El sector forestal urge a retirar la madera quemada cuanto antes para evitar la caída de precios

Advierte de que no se acabará con los incendios mientras perviva el minifundismo - Aboga por...

La Xunta prioriza la recuperación de un tercio de las hectáreas quemadas

La Xunta prioriza la recuperación de un tercio de las hectáreas quemadas

Los trabajos comienzan esta semana en las zonas de 35 incendios -Los bancos marisqueros se...

La solidaridad salva a Pesqueiras

La solidaridad salva a Pesqueiras

Decenas de personas, en su mayoría jóvenes, acudieron a extinguir el fuego en esta parroquia de...

Un incendio se reproduce en Nigrán una semana después y alerta a los vecinos

Un incendio se reproduce en Nigrán una semana después y alerta a los vecinos

El fuego se produjo en una zona quemada de la parroquia de Parada y fue extinguido

A más deberes, peor rendimiento

A más deberes, peor rendimiento

Un estudio financiado por la Xunta concluye que el tiempo dedicado a esa tarea no determina el...

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

Enlaces recomendados: Premios Cine