¿A la undécima irá la vencida?

24.07.2008 | 00:00

Fernando Jáuregui

Puede que no haya habido mucho entusiasmo, ni tampoco pactos por escrito, pero ha habido acuerdos en las materias previstas (renovación de los órganos judiciales y lucha contra el terrorismo) y desacuerdo en lo esperado (salida de la crisis económica). Y, por cierto, caras mucho más amables que las que caracterizaron algunos de los otros nueve encuentros en la cumbre entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy.
Claro que la legislatura va a ser larga y en ella pueden pasar -van a pasar- muchas cosas. Pero, desde luego, el clima entre los dos principales partidos nacionales es, en este cuarto de hora, notablemente más benévolo que el que caracterizó la bronca, dura, antipática, legislatura anterior. Yo diría que los dos han cambiado: Zapatero ha dado un giro de casi ciento ochenta grados a sus posiciones en la lucha contra el terrorismo. Y Rajoy ha fabricado un partido nuevo, más centrado, liberado de adhesiones y pegotes indeseables, lleno de rostros atractivos y que ya no se aferra al no a todo.
Es lógico, y bueno, que cada cual siga con sus principios. Pero qué duda cabe de que los ciudadanos agradecemos más el marco de cooperación que el de enfrentamiento. Estaba claro que ambos buscaban, al entrar por la puerta de La Moncloa, escenificar un entendimiento. Y lo hicieron hasta donde pudieron. Personalmente, me hubiera gustado que los acuerdos hubiesen sido más amplios: inmigración, reformas constitucionales, economía -por qué no, si un examen atento de los programas del PSOE y del PP te lleva a la conclusión de que las diferencias no son tantas-. Incluso podrían haber acordado una línea de acción poselectoral conjunta en el País Vasco, donde ya va tocando que gobierne alguien -y ese alguien no puede ser otro que el socialista Patxi López, quizá ayudado por los nuevos populares vascos- que no se aferre al Dios y las leyes viejas del emblema sabiniano del PNV más rancio, que es el que representa Ibarretxe.
Pero no ha sido así, qué le vamos a hacer. ¿Quizá a la undécima irá la vencida?

Enlaces recomendados: Premios Cine