La ocasión

 

Javier Sánchez de Dios

De modo que, convocados a la calle miles de ganaderos de este país, va a tener la nueva Administración del Estado su primera ocasión para demostrar hasta qué punto la sensibilidad que prometió el señor Rodríguez Zapatero es cierta o sólo un argumento dialéctico para reforzar su investidura. Y conste que se cita a la Administración central, aunque la gallega también tiene parte, precisamente por el reparto de capacidades; guste o no,a día de hoy es Madrid quien dirige la orquesta: el margen de Compostela es tratar de impedir que desafine.
En este punto los exégetas del orden formal replican que en asuntos agrarios hay poca capacidad de maniobra más allá de Bruselas porque la Unión Europea -que nació entre otros motivos para proteger los intereses agrícolas de sus grande potencias- ha marcado el campo y las reglas, con la OCM como árbitro. Lo que es cierto, pero no del todo: en los últimos años ha habido desafíos, entre ellos el del aceite, en los que España echó el resto y ganó, lo que demuestra que cuando se quiere de verdad, se puede, siempre que se esté dispuesto a llegar al final.
Lo que está ocurriendo en Galicia con la leche y el vacuno no sólo vulnera las leyes del mercado, en la medida en que los precios no se fijan por el juego de la oferta y la demanda sino por la voluntad de las industrias: es que se incumplen las normas del sentido común. Ocurre que cuando se le paga menos al productor, el descenso .a veces arbitrario- no repercute en una rebaja para el consumidor sino sólo en el margen de beneficio del industrial. Y no es un análisis simplista: es lo que denuncian los productores y ratifica, a su pesar, la propia Xunta.
Ocurre, quizá por culpa de la Ley de Murphy, que esa situación es susceptible de empeorar y empeora cuando se tiene en cuenta que de los sectores lácteo y vacuno depende en buena parte lo que queda del mundo rural gallego, que tiene también amenazada su viticultura. Y, a la vez, la capacidad para impedir la creciente despoblación del interior del país y por lo tanto su empobrecimiento, desequilibrando el conjunto. Lo que puede sonar exagerado pero que es lo que denuncian quienes lo padecen, que son los hombres y mujeres que habitan ese rural.
En este punto tampoco está de más recordar que poco para remediarlo se ha hecho hasta ahora, a pesar de que el Ministerio lo ocupa una ciudadana gallega a la que por esa circunstancia de nación se le supone un plus de inquietud y dedicación a las cosas de su tierra. Digan lo que digan sus compañeros de partido, doña Elena Espinosa no ha sido precisamente un apoyo para la agricultura gallega, y no parece que vaya a rectificar en lo sucesivo, aunque algunos malévolos crean que al tener ampliadas sus responsabilidades, quizá delegue las agrarias en alguien que sepa más que ella. Y esa sería una excelente noticia. ¿No...?

Caja Negra        O Bichero         Floreano
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
CONÓZCANOS: CONTACTO | FARO DE VIGO | LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES | CLUB FARO DE VIGO | ACERCA DE ED. GALEGO PUBLICIDAD: TARIFAS | CONTRATAR
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de farodevigo.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Información | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Tenerife | La Opinión de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya