EN DIRECTO

Las fórmulas

 

Javier Sánchez de Dios

De modo que, dicho con las cautelas debidas y a la espera de que se concrete un poco más, no suena mal, ka verdad, el anuncio que ha hecho el señor presidente de la Xunta sobre posibles retoques en la Ley de Vivenda. Un texto al que se oponen agentes distintos del mundo de la construcción -que le imputan otro alza probable de precios-, argumento a considerar en momentos en los que, como ahora, no está el horno de la economía para muchos bollos; especialmente en ese sector, con el que se ha jugado demasiado y con muy poco sentido común.
Algunos observadores, sobre todo los que acampan extramuros del poder, han expresado ya su extrañeza no sólo por la ambigüedad de la referencia de don Emilio a la Ley, sino que se produzca cuando falta apenas una semana para que entre en vigor, lo que mucho margen para maniobrar no da. Sobre todo si, como pasó ayer, las versiones del señor presidente y de su conselleira, sonaban distinto; cierto que, al final, donde hay patrón no manda marinera, pero es importante que en los asuntos serios -y este lo es- al menos parezca que toda la orquesta toca lo mismo.
Conste que la señora Táboas, que es profesional de ese mundo, ha recordado a quienes hablan de que su Ley disparará costes -y por tanto precios- que la escalada hace ya tiempo que se produjo, y que recurrir a Santa Bárbara sólo cuando truena es remedio de malos párrocos. Y tiene razón su señoría, aunque quizá haya de admitir alguna de las posturas que ahora rechaza; por diferentes motivos, entre ellos, primero, el la de la propia crisis, pero a continuación otro de corte político: 2009 es año electoral, está ahí y por tanto hay que andar con pies de plomo.
Es cierto, también, que el señor presidente Touriño ha insistido varias veces en no condicionar a las urnas las decisiones que debe tomar; y eso le honra, pero ha de entender que en pocos enfoques como en ése caben tantos matices, Sea como fuere, don Emilio tiene que acompañar con medidas concretas su revisión -a la baja- del PIB, y hacer lo posible por dinamizar la construcción es una de las que todo manual aconseja. Y no porque sea bueno o malo con vistas a que lo reelijan sino para defender el bien común.
En esa línea, y en el marco de buscar fórmulas para reactivar, en términos de Galicia, uno de los instrumentos más eficaces para crean empleo, habría el señor presidente de analizar la situación del Urbanismo, especialmente en la franja litoral, la más atractiva para las inversiones y que desde hace dos años tiene casi paralizado el sector la construcción. No se trata, claro. de abrir la espita y permitir que gobierne el ladrillo, pero tampoco de convertir la defensa de la costa en sinónimo de su ruina.
Y hay más cosas, por supuesto, que sin duda tiene en mente la Xunta: será estupendo conocerlas pronto, siquiera para sosegar espíritus inquietos.
¿No?

  HEMEROTECA
Caja Negra        O Bichero         Floreano
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
CONÓZCANOS: CONTACTO | FARO DE VIGO | LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES | CLUB FARO DE VIGO | ACERCA DE ED. GALEGO PUBLICIDAD: TARIFAS | CONTRATAR
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de farodevigo.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad 2009