El recurso

 

Javier Sánchez de Dios

Así que decidida la Xunta a presentar un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley estatal de Redes Eléctricas, quizá proceda reflexionar sobre un par de puntos. El primero para subrayar que no ha hecho otra cosa -pero nada menos- el gobierno gallego que defender su propio ámbito, su espacio, en la medida en que cree que la norma recurrida invade competencias autonómicas. El segundo, para respaldar una decisión que no sólo demuestra que cada cual sabe estar en su sitio, sino que acude con agilidad y sentido de la oportunidad a afrontar problemas.
Y no se escoge sin más la calificación de oportuno para el recurso. En un momento en el que la Xunta plantea por primera vez en serio la posibilidad de una política energética propia, defender su capacidad para aplicarla es básico. Y que no se considere exagerada la denominación de propia: es evidente que este país no tiene petróleo, pero también lo es que posee una notable capacidad para explotar energías alternativas y por lo tanto que puede limitar algo su dependencia externa; no hasta ser autosuficiente, pero sí para hacer bastante más de lo que se piensa.
En ese sentido el anuncio que el señor Quintana realizaba previo a la decisión se orienta en la línea de lo que ha de defender no sólo un nacionalista, sino fundamentalmente un gobernante gallego: intentar que su país pueda planificar, en el marco real en el que vive, su propia idea de progreso y de futuro. Y resultaría muy difícil imaginar una política en la que absolutamente todos los proyectos dependan al cien por cien de fuentes de energía ajenas porque eso las convierte en vulnerables y en consecuencia limita en la práctica todo lo demás.
Conviene insistir, porque siempre hay quien se empecina en deducir otra cosa, que no se trata aquí de plantear la transformación mágica del Reino de Galicia en el de la Arabia Saudí, ni de reabrir proyectos más o menos fantásticos de búsqueda de petróleo en la plataforma continental sumergida frente a las Rías Baixas. Pero sí de asegurarse, primero, un margen gallego de maniobra para las energías renovables -eólica, solar y marina- y desde luego también en las redes eléctricas primarias, sin cuyo control resultaría inútil casi todo lo demás.
En este punto, para evitar alarmas infundadas y también aspavientos más o menos exagerados resulta oportuna una matización; el recurso de la Xunta contra la Ley estatal no se asienta en una consideración soberanista -que no sería probablemente respaldada por el PSOE- ni tampoco instaura un sistema de taifas en algo que necesita sin duda coordinación. Pero de lo que sí se trata, también, es de evitar que quienes coordinen y además quienes decidan sean los mismos y además de fuera; porque eso resultaría, sino un harakiri económico a medio plazo. seguro que sí una autolimitación en verdad absurda.
¿O no...?

  HEMEROTECA
Caja Negra        O Bichero         Floreano
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
CONÓZCANOS: CONTACTO | FARO DE VIGO | LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES | CLUB FARO DE VIGO | ACERCA DE ED. GALEGO PUBLICIDAD: TARIFAS | CONTRATAR
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de farodevigo.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad 2009