El juego gana a la dureza

Victoria de España sobre una Canadá áspera - La selección pasa como segunda a cuartos y se cruzará con Turquía

15.08.2016 | 04:17
Torrens supera la defensa de Plouffe. // Shannon Stapleton

España ha sometido a la correosa Canadá en el partido en la que ambas selecciones se jugaban la segunda plaza del Grupo B del torneo femenino de baloncesto de Río de Janeiro y se medirá en cuartos de final frente a Turquía, tercera del Grupo A. Ha sido una ardua labor de desgaste del equipo de Lucas Montero frente a un equipo duro, insistente y que no da fácil el brazo a torcer. Españ se ha mantenido firme con notables actuación de la rotación de ocho jugadoras. En especial, Alba Torrens (20 puntos), aún sin ser su mejor partido, Laura Nicholls (8 y 12 rebotes) y Marta Xargay (13, 3/3 T3). Pero también han tenido momentos importantes de protagonismo las Laia Palau y Silvia Domínguez llevando al equipo, Anna Cruz (10) en la anotación, y Astou Ndour (8, 9 y 4 tapones) y Laura Gil (+10 en su tiempo en la cancha) fajándose con el pétreo juego interior norteamericano. La mejor canadienses fue Nirra Fields (13) y Natalie Achonwa (8 y 7).

España ha llevado el peso del partido y Canadá solo se ha puesto una vez por delante (9-10) mediado el primer cuarto, pero acercamientos rivales poco antes del descanso (30-29) y al final del tercer cuarto (49-47) han cuestionado un triunfo que las de Mondelo han certificado en el arranque del último cuarto con un 12-0 (61-47) ya sin capacidad de respuesta para Canadá.

Un 6-0 con los seis puntos de Torrens (15-10) y una canasta de Ndour (17-12) dieron cinco puntos ventaja a la WÑBA antes de que Canadá, con un trabajo más coral en la anotación acortase el marcador de cara al segundo cuarto.

También comenzó bien España en segundo cuarto lanzada por cinco puntos seguidos de Xargay y dos de Ndour (24-17), pero cierta rigurosidad arbitral, con varias faltas en ataque y técnicas a Ndour y Mondelo, frenaron a España.

No obstante, un triple a tablero desde el lado derecho de Xargay sobre la bocina dejó un buen resultado para la segunda mitad a la Roja, ayer de blanco (33-29).

Un meritorio marcador basado en el trío Torrens-Nichols-Xargay (25 puntos), respondido fundamentalmente por la base Langlois y la alero Nayo Raincock-Ekunwe (14).

España le pilló rápido el ritmo al juego en el tercer cuarto y, ya con una Ndour más activa y Ana Cruz sumándose a la anotación, encadenó un 8-2 que la llevó ocho arriba (41-33), y con cuatro puntos de Torrens, más tarde a 12 (47-35).

Ahí tuvo que sentarse la alero estrella española, que poco antes había cometido la tercera falta personal en ataque, y lo aprovechó Canadá para lograr un 0-6 con tres penetraciones sin demasiada oposición y un 2-12 global en los tres últimos minutos del tercer cuarto (49-47).

Un impresionante triple de Xargay desde la esquina recuperó a España en el arranque de los últimos diez minutos (52-47). Fue el arranque de un 12-0 en cinco seis que rompió el partido y llevó a España a un triunfo muy trabajado pero merecido.

El resto del los cuartos de final del torneo femenino, que se jugarán mañana, serán Estados Unidos-Japón, Australia-Serbia y Francia-Canadá.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine