Baloncesto

España sufre para ganar a Nigeria

España necesitaba ganar para mantener sus aspiraciones en Río y así lo ha hecho (87-96), aunque con dificultad

12.08.2016 | 06:43
España sufre para ganar a Nigeria

La selección española masculina de baloncesto ha sumado su primera victoria en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro después de vivir otro calvario frente a Nigeria (87-96), un rival que se presumía asequible y que ha obligado a la subcampeona olímpica a otro ejercicio de supervivencia, al menos saldado esta vez de forma positiva tras los tropiezos ante Croacia y Brasil.

La tercera jornada se presentaba idónea para que España recuperara la confianza tras encajar dos derrotas agónicas en el torneo olímpico, por dos puntos ante los croatas y por uno frente a los anfitriones, pero el campeón de África, que ya había plantado cara a Lituania (89-80), ofreció resistencia hasta el final. Pau Gasol (16 puntos), Ricky Rubio (15) y Rudy Fernández (13) fueron los líderes en ataque de un duelo mucho más exigente de lo planeado.

Un partido que fue raro desde antes del inicio, con la detonación de una bolsa sospechosa en el Arena Carioca, y que ya nunca transcurrió de acuerdo a la lógica, más allá de un buen inicio de los pupilos de Sergio Scariolo (11-27) que presumía una noche cómoda. Otro espejismo en este torneo de escasas certezas.

Sin el azulgrana Shane Lawal por una grave lesión de rodilla, con su máximo anotador Ike Diogu poco acertado y, sobre todo, con una sensible carencia de talento en comparación con España, el equipo nigeriano se las apañó para desquiciar a su rival, iniciando una rebelión que adquirió tintes escabrosos con los 30 puntos que anotaron los africanos en el segundo cuarto.

Chamberlain Oguchi (24 puntos), que protagonizó un paso casi inadvertido por el Gran Canaria en 2013, vio el aro como una piscina y anotó siete triples para delirio de la afición brasileña, que gritaba "Nigeria, Nigeria!" cada vez que un español perdía los nervios, algo que sucedió demasiadas veces.

Un parcial de 9-0 de los africanos aumentó el estupor y hasta los árbitros se sumaron al desconcierto pitando una falta antideportiva a España después que su rival perdiera el balón en un contraataque. En medio del río revuelto, ganancia de los africanos para alcanzar el descanso solo dos puntos abajo y soñando con la sorpresa (41-43)

Desesperación y victoria

España salió al tercer cuarto decidida a finiquitar la 'broma' y, bajo el influjo de Rudy y con defensa presionante a todo el campo, se apuntó un parcial de 1-11 (48-61) que parecía encarrilar la victoria. Pero volvía a castigar Oguchi y sus compañeros a exhibir poderío físico, endosándole dos tapones seguidos a Gasol.

Las protestas del pívot de San Antonio Spurs le costaron una antideportiva y volver al banquillo, aunque esta vez sí surgió un sustituto de garantías en ese momento clave de cada noche. Fue Willy Hernangómez con 11 puntos, los mismos que aportó Juan Carlos Navarro, dando pinceladas de su mejor época mientras le duró la gasolina.

Con todo, los nigerianos seguían inspirados y encontraban a unos rivales cada vez más desquiciados, practicando un juego caótico y errático que les dejó cinco minutos sin anotar. El castigo fue severo: un parcial de 15-0 para el combinado africano, que logró ponerse por delante justo antes del último cuarto (66-65) amenazando con otra explosión en el recinto solo a nivel deportivo, pero mucho menos controlada.

Tampoco hubo lugar para la calma en el último parcial y planeó sobre España el fantasma del 'Angolazo', aquella sonrojante eliminación frente a otro equipo africano en los Juegos de Barcelona '92. A falta de tres minutos, el último triple de Oguchi mantenía el duelo en un puño (82-83).

Cuando la soga empezaba a asfixiar de verdad, España apretó los dientes en defensa y logró sofocar la rebelión a base de tiros libres, aunque la calma definitiva no llegó hasta una trabajada canasta de Gasol a falta de medio minuto (85-92). Celebraba Rudy un robo como si hubieran ganado una medalla, consciente del calvario que por fin empezaba a amainar.

Los africanos por fin bajaron sus poderosos brazos y España pudo contar su primer triunfo en Río, que sin embargo no disipa las dudas de cara a los dos temibles compromisos que decidirán su futuro olímpico: en la madrugada del sábado al domingo contra Lituania (00.00) y ante Argentina en la madrugada del lunes al martes (00.00).

Tras caer ante Croacia, el domingo, por dos puntos (70-72); y ante Brasil, el martes, por uno (65-66); España -subcampeona olímpica en los dos últimos Juegos, los de Pekín 2008 y Londres 2012- al fin logró su primer triunfo en Rio de Janeiro, al controlar el último cuarto y cerrar el partido con un tanteo final de 87-96.


 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine