14 de mayo de 2018
14.05.2018
Negociaciones

Cinco Estrellas y Liga Norte ultiman gobierno en Italia

Los líderes de ambos partidos mantienen diferencias sobre refugiados y papel en Europa

15.05.2018 | 07:17
Matteo Salvini, líder de la Liga Norte, este lunes en Roma.

El Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la Liga Norte (LN) pidieron hoy "más tiempo" para negociar un programa de Gobierno tras constatar "visiones diferentes" en temas como la inmigración, una competencia que el segundo partido exige, o "el nuevo papel de Italia" en Europa.

El presidente, Sergio Mattarella, recibió hoy nuevamente en el Palacio del Quirinale, sede de la Jefatura de Estado, al líder del M5S, Luigi di Maio, y al de la LN, Matteo Salvini, que tratan de pactar un Gobierno conjunto setenta días después de las elecciones.

El líder de la ultraderechista LN explicó a los medios que se ha solicitado al presidente más tiempo para unas negociaciones que les ocupan "día y noche" pues se han constatado "visiones diferentes" en "algún punto importante" como inmigración o infraestructuras.

"Sobre inmigración la LN y el M5S parten de una notable distancia y en el respeto de los Derechos Humanos, de la solidaridad y de los tratados me niego a pensar en el enésimo verano de desembarcos", dijo en referencia a la oleada de inmigrantes desde África.

Salvini explicó que, si se pacta un Gobierno, "la Liga debe tener mano libre para proteger la seguridad de los ciudadanos y acabar con el negocio en torno a estas personas", los inmigrantes, un tema del que su formación ha hecho su principal bandera en los últimos años.

También apuntó que ambos partidos, antes de gobernar juntos, deben tratar "un argumento delicado pero inevitable", el de "la nueva posición de Italia" en la Unión Europea (UE).

"Los italianos nos han votado para devolver a Bruselas y Estrasburgo la centralidad del tema italiano del trabajo, del derecho y la dignidad del trabajo, la defensa de la agricultura, de la producción italiana y de la pesca", defendió Salvini. Pero, mientras Salvini hacía hincapié en sus condiciones, Di Maio señaló que ambas formaciones quieren tiempo para "ultimar" el pacto y rehusó hablar sobre la composición del hipotético Gobierno.

El jefe del M5S aclaró que está "muy orgulloso de la negociación y satisfecho por el clima que se respira" y explicó que debaten la reforma del sistema de pensiones, combatir los despilfarros en la Administración e introducir la pena de "prisión para quien evade".

Di Maio señaló que el trato podría llegar en "los próximos días", sobre todo habida cuenta de las citas internacionales presentes en el futuro más próximo, como la cumbre de líder del G7 en Canadá, el próximo 8 de junio, o el Consejo Europeo del 28 de junio.

Por el momento seguirán las negociaciones, celebradas en Roma y en Milán, entre ambas formaciones a las que Salvini, aunque con su partido obtuvo el 17,34 % de los votos, se presenta legitimado por el 37 % de papeletas que obtuvo en su conjunto la coalición derechista, la lista más votada.

El M5S, que sumó por sí solo el 32,68 % de los votos, antes de rubricar el programa conjunto con la LN y presentárselo al jefe del Estado, lo someterá al parecer de su militancia. Y lo hará, como es su praxis habitual, con una consulta en internet, tradicional medio de toma de decisiones de esta formación "anticasta".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine