Aumenta la tensión en Venezuela ante la votación de la Asamblea Constituyente

Rodríguez Zapatero pide al Gobierno de Maduro "nuevos gestos" para retomar la negociación

30.07.2017 | 02:37

La tensión en Venezuela se disparó ayer en la víspera de la votación para elegir una Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que redactará una nueva Carta Magna, una elección que tendrá lugar en medio de estrictas medidas de seguridad y con el rechazo de la oposición y la comunidad internacional.

La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, advirtió de que en 53 de los 335 municipios del país caribeño se han registrado hechos de "violencia política focalizada" en medio de la oleada de protestas que comenzó el 1 de abril y que ha dejado 109 muertos, cientos de heridos y casi 5.000 detenidos.

Asimismo, las Fuerzas Armadas, que custodiarán con más de 200.000 efectivos los comicios de mañana, reiteraron que procurarán la continuidad del proceso y atenderán cualquier "amenaza" en este sentido haciendo "uso proporcional de la fuerza".

Se espera que el CNE informe de los últimos detalles sobre la instalación de centros de votación que ayer se había completado en un 96 por ciento.

El canal estatal VTV dedicó toda su programación a invitar a los venezolanos a participar en este proceso que, según la fiscal general, Luisa Ortega, es rechazado por el 90 por ciento de los ciudadanos.

Por otra parte, la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) llamó a levantar ayer las barricadas instaladas en varias vías del país desde el miércoles cuando comenzó un paro cívico de 48 horas para protestar contra la Constituyente, a la que ven como un intento del Ejecutivo por "consolidar una dictadura".

Los opositores del jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro, afinan los detalles para las acciones de calle del domingo, cuando se concentrarán en las principales arterias viales de la nación petrolera para expresar su repudio a la elección, en la que participarán solo candidatos chavistas.

El poder ilimitado que tendrá la ANC una vez constituida ha estimulado las especulaciones entre los ciudadanos que hacen compras compulsivas de alimentos, generalmente escasos en medio de la severa crisis económica que sufre Venezuela desde hace dos años.

Mediación

Mientras, el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero pidió ayer al Gobierno venezolano "nuevos gestos" para retomar el proceso de negociación política con los opositores, que fue interrumpido en enero.

"El principal responsable es el Gobierno, a él apelo para que la facilite (la negociación) con nuevos gestos, aunque sin la voluntad y la determinación de la oposición nada será posible", indicaba un comunicado de Zapatero difundido ayer, un día antes de la elección de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

Sobre este punto, Rodríguez Zapatero, que participó como mediador en la mesa de diálogo que acabó en enero y estuvo auspiciada por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), dijo que es uno de los temas centrales sobre los que es necesario alcanzar una negociación y un acuerdo.

El socialista español pidió "fijar nuevas reglas y garantías para que la Asamblea Constituyente se comprometa de forma inequívoca con el respeto a los principios de la República, a los poderes constitucionales y al sufragio universal como fuente exclusiva de legitimación del poder".

Por su parte, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió ayer al exjefe del Gobierno español que rectifique su comunicado en el que "de manera inconsulta" se refirió a su trabajo como mediador para un diálogo político en el país.

Rodríguez Zapatero "sacó un comunicado de manera inconsulta, no consultó al Gobierno soberano de Venezuela sobre el comunicado que sacó. Informando asuntos que hasta el día de hoy habíamos considerado necesario mantener en resguardo", dijo Maduro en un acto proselitista que fue transmitido por el canal estatal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine