23 de noviembre de 2016
Estados Unidos

Entre la "generación Z" y el radicalismo de la Alt-Right

Los nativos digitales, el 25% de la población estadounidense, respalda a Trump al que ven como una especie de Ave Fénix, con garra e iniciativa

23.11.2016 | 11:25
Jóvenes seguidores de Trump cantan el himno nacional.

Donald Trump se ha ganado a los jóvenes americanos, por el centro y por la escuadra. Una encuesta de la Hispanic Heritage Foundation afirma que la mayoría de los jóvenes de la "generación Z", los nativos digitales que tienen entre 14 y 18 años, apoyan al presidente electo. También le respaldan los millennials (entre 20 y 40 años) enmarcados en la Alt-Right, o radical derecha alternativa.

La pregunta es ¿Qué han visto en un personaje como Trump? Básicamente les atrae esa imagen de empresario de éxito capaz de levantarse ante una bancarrota, con garra y sin complejos. También saben que los principios de la democracia americana no sufrirán menoscabo con la llegada al poder de un republicano del ala dura.

A los "cachorros Z" y a quien será el 45º presidente les une la soberbia y una alta concepción de ellos mismos. Son capaces de controlar cinco pantallas a la vez; están habituados a comunicarse con imágenes, creadores de contenidos, se implican en el voluntariado social y muy realistas. No les convence el mundo en el que viven y buscan alternativas que puedan fomentar sus ansias de éxito personal.

Crecieron con la cultura DIY (Do it yourself). Están habituados a "buscarse la vida". El acceso a la nube es la mejor forma de construir su propio mundo. El 80 por ciento piensa que son la generación más versátil, la que mejor se adapta a cualquier situación. Les sobra iniciativa. El 72 por ciento están dispuestos a emprender y ser sus propios jefes. La generación Z tiene en promedio de ocho segundos de uso de una aplicación o landing page. Quien gana su atención tiene el respaldo del 25% de la población estadounidense.

La Alt-Right, (abreviatura de Alternative Right o Derecha Alternativa) es la otra gran valedora del futuro mandatario. Son el movimiento de internautas blancos y ultranacionalistas que consideran al Partido Republicano demasiado moderado. Muchos de sus seguidores son millennials (antecesores de los "Z" entre 20 y 40 años), que usan con soltura blogs y redes sociales para difundir su ideología.

Uno de sus medios favoritos es la web Breitbart News, cuyo ex director ejecutivo, Stephen Bannon, es ahora el principal asesor de Trump en comunicación. Esa Alt-Right es herededera del supremacismo blanco, pero no se consideran a si mismos racistas. Es complejo analizarlos desde una perspectiva europea porque caeremos en la tentación de compararlos con grupos neonazis y fascistas, cuando no son exactamente eso. Tal vez son aún más peligrosos, si cabe.

Los activistas del grupo sienten que la identidad blanca europeo-estadunidense está siendo atacada por la creciente multiculturalidad, la globalización y la corrupción de los principales partidos políticos. La subida al poder de Barack Obama en 2008 les rompió los esquemas. La llegada de un mulato a la Casa Blanca no entraba es sus planes. El símbolo del grupo es la rana Pepe (Pepe the Frog), la imagen de la cara de una rana realizada en Paint, declarada símbolo de odio por la Liga Antidifamación. El gran reto es moderarles. ¿Podrán más ellos o los jóvenes "Z"?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine