17 de noviembre de 2016

Analistas de seguridad de EE UU detectan software oculto en móviles para enviar datos al gobierno chino

Teléfonos Android monitoreaban la ubicación del usuario y remitía la información sensible a un servidor del gigante asiático cada 72 horas

17.11.2016 | 02:39

Un software oculto preinstalado en teléfonos móviles envía datos e información de los usuarios al gobierno chino, denunciaron analistas de seguridad de la empresa Kryptowire en su blog. Según publicó ayer "The New York Times", los analistas de seguridad descubrieron recientemente el software preinstalado en algunos teléfonos Android que monitoreaban la ubicación de los usuarios, con quién hablaban y qué escribían en los mensajes de texto, y enviaba esa información a un servidor del gobierno chino cada 72 horas.

Este programa está supuestamente escondido en el sistema operativo, de modo que el consumidor no lo percibe como un programa sobre el que pudiera tener control, y tal y como explica el vicepresidente de Kryptowire, Tom Karygiannis, el usuario no podía saber de ninguna manera que está instalado en su teléfono.

Aunque el alcance de la transmisión de información a China no está claro aún, la compañía encargada de la creación del software, Shanghai Adups Technology Company, asegura que su código se ejecuta en más de 700 millones de teléfonos, automóviles y otros dispositivos inteligentes.

Los clientes internacionales y los usuarios de teléfonos descartables o prepago son las más afectadas por el software.

Las autoridades estadounidenses explicaron al diario que no está claro si esto representa una recopilación secreta de datos con fines publicitarios o un esfuerzo del gobierno chino para recolección información.

Por su parte, el fabricante de teléfonos estadounidense BLU Products dijo que 120.000 de sus teléfonos habían sido afectados y que, ante este hallazgo, actualizaron el software para eliminar la característica de espionaje.

Modelos

La compañía norteamericana declaró en un comunicado en su web que sus modelos afectados eran R1 HD, Energy X Plus 2., Studio Touch, Advance 4.0 L2 y Neo XL.

El documento de Adups informando sobre el problema a los directivos de BLU señaló que el software se diseñó intencionalmente para ayudar a un fabricante de teléfonos chino a controlar el comportamiento del usuario, y que esa versión del software no estaba destinada a los teléfonos que se comercializarían en Estados Unidos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine