12 de noviembre de 2016

El magnate no ve en las colonias judías un obstáculo para la paz

12.11.2016 | 02:10

Las relaciones entre EE UU e Israel son uno de los primeros capítulos de política exterior en los que ya se puede adivinar un cambio respecto a la era Obama. Un asesor de Donald Trump anunció ayer que el presidente electo no considera que las colonias judías en Cisjordania -asentamientos ilegales- sean un obstáculo para la paz. Las colonias han sido desde 2009 un punto de fricción continuo entre Washington e Israel, y en particular con el actual primer ministro, Benjamin Netanyahu, que lleva desde marzo de ese año al frente del Gobierno israelí.

Las relaciones entre Netanyahu y Obama no han sido nunca fluidas y el deterioro comenzó a fraguarse cuando el líder demócrata asumió la exigencia palestina de que se paralizasen los asentamientos ilegales como condición previa para la reanudación del diálogo entre las partes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine