La tradicional cena de caridad de Nueva York cambia el humor por palabras ácidas

22.10.2016 | 01:56
Reuters

| Al día siguiente del tercer y más duro debate presidencial entre la demócrata Clinton y el republicano Trump, el arzobispo de Nueva York los reunió en la tradicional cena de caridad en la que los candidatos suelen romper los bastones y sustituir las pullas por el humor ante un millar de invitados. Sin embargo, este año no fue posible, ya que ambos rivales se lanzaron ataques como si siguiesen en los platós de televisión, escenario de sus agrios cara a cara. Con todo, el arzobispo neoyorquino, cardenal Timothy Michael Dolan, consiguió que, al final, se dieran la mano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine