29 de septiembre de 2016
29.09.2016
La muerte de uno de los últimos fundadores de Israel

Fallece a los 93 años Simon Peres, Nobel de la Paz por los acuerdos de Oslo de 1993

Consternación mundial por la desaparición de quien fuera presidente israelí entre 2007 y 2014, además de primer ministro, dieciséis veces ministro y medio siglo diputado

29.09.2016 | 02:12
Peres, en 1994, con el entonces presidente de la OLP, Yasser Arafat. // Efe

El expresidente de Israel Simon Peres falleció ayer a los 93 años de edad, víctima de la hemorragia cerebral que sufrió hace dos semanas. Peres, nacido en 1923, permanecía ingresado en el Centro Médico Sheba de Tel Aviv y había sufrido un grave deterioro de su estado en las últimas horas. Su muerte fue acogida con pesar por numerosos dirigentes internacionales, desde el presidente de EE UU, Barack Obama, al de Rusia, Vladimir Putin, o el secretario general de la ONU, Vladimir Putin pasando por el Rey Felipe VI.

Peres recibió, en unión de Isaac Rabin y Yaser Arafat, el premio Nobel de la Paz en 1994, en reconocimiento a su labor en la forja de los acuerdos de Oslo que, en 1993, pusieron en marcha el proceso de paz entre Israel y los palestinos. Un proceso de paz, estancado desde hace años, que permitió la salida parcial de las tropas israelíes de Cisjordania y Gaza (ocupadas en la Guerra de los Seis Días) y la constitución de la Autoridad Nacional Palestina.

El fallecido Simon Peres lo ha sido todo en los gobiernos israelíes. Comenzó muy joven, en los orígenes mismos del Estado de Israel, de la mano del "padre fundador", David Ben Gurion, quien le hizo responsable de personal y compra de armas de la Haganá, el embrión del Ejército israelí.

A lo largo de toda su vida permanecería muy vinculado al sector de la Defensa. De hecho se le considera el responsable de dos grandes logros, resultado ambos de las magníficas relaciones que tenía en Francia: el suministro de aviones "Mirage", decisivos para la superioridad hebrea en la Guerra de los Seis Días, y el contrato nuclear que haría de Israel la única potencia atómica -nunca declarada oficialmente- de Oriente Medio.

Pero, además, Peres, vinculado durante décadas al laborismo, fue diputado en la Knesset 48 años, participó en dieciséis gobiernos en áreas como Defensa, Exteriores, Economía, Transportes, Inmigración o Desarrollo Regional. La jefatura del Gobierno se le resistió muchas veces, sobre todo por su rivalidad con el también laborista Isaac Rabin, pero la desempeñó entre 1984 y 1986, y entre 1995, año en el que sucedió al asesinado Rabin, y 1996, cuando perdió las elecciones ante el conservador Netanyahu. Ya mayor, e instalado en las filas del centrismo tras la descomposición de la izquierda israelí, Peres fue presidente del país entre 2007 y 2014, año en el que, a la edad de 91, se retiró definitivamente de la actividad pública.

Considerado en sus orígenes un "halcón", sus estudios en EE UU (Nueva York y Harvard) y la propia evolución de su país lo llevaron a posiciones más moderados y, desde mediados de los años 80, adquirió fama de "paloma".

Funeral de Estado

Simon Peres será enterrado el viernes en un funeral de Estado en la parcela de los "Grandes de la Nación" del Monte Herzl de Jerusalén, donde reposará a la izquierda del que fuera primer ministro derechista Isaac Shamir y a la derecha del otro jefe de Gobierno, su correligionario Isaac Rabin.

Peres, nacido Persky en 1923, en una localidad de la actual Bielorrusia que entonces pertenecía a Polonia, era primo carnal de la actriz Lauren Bacall, ya que mientras su familia emigró en la década de 1930 al entonces Protectorado británico de Palestina, la de quien fuera esposa de Humphrey Bogart, lo hizo a EE UU. El resto de familiares, los que se quedaron en el terruño, acabaron en los campos de exterminio.

El presidente de EE UU, Barack Obama, anunció ayer que asistirá mañana en Jerusalén al funeral por Simón Peres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine