La carrera hacia la Casa Blanca

Estupor en Estados Unidos al sugerir Trump al 'lobby' de las armas que actúe contra Clinton

La campaña demócrata arremete contra el multimillonario y aspirante republicano, a quien califica de "peligroso" por introducir la violencia en la carrera electoral

11.08.2016 | 02:44
La candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, durante un acto de campaña en Florida. // Reuters

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, afirmó ayer que los partidarios del derecho a portar armas tienen en sus manos detener a Hillary Clinton en la carrera presidencial. El magnate se refirió a que, en último término, la ex secretaria de Estado no pueda proponer jueces liberales al Tribunal Supremo que modifiquen la Segunda Enmienda de la Constitución estadounidense, que es la que regula tal derecho.

El comentario fue interpretado desde las filas demócratas como un llamamiento nada velado a la violencia contra su adversaria. "Hillary quiere esencialmente abolir la Segunda Enmienda. Por cierto, si consigue elegir jueces no va a haber nada que podamos hacer, aunque para la gente de la Segunda Enmienda quizá sí que hay algo. No lo sé", deslizó Trump.

Las reacciones no se hicieron esperar y, con la polémica servida, el candidato republicano salió al paso en la red social Twitter cargando contra la prensa: "Los medios están desesperados por distraer la atención. ¡Lo que he dicho es que los ciudadanos partidarios de la Segunda Enmienda deben organizarse y votar para salvar a nuestra Constitución!".

El director de campaña de Clinton, Robby Mook, reaccionó inmediatamente para asegurar que "lo que dice Trump es peligroso. Una persona que busca ser presidente de los Estados Unidos no puede sugerir violencia de ninguna manera". A lo que la campaña de Trump respondió con un comunicado titulado "Sobre la prensa deshonesta", en el que se subrayó el "increíble espíritu" de los defensores de la Segunda Enmienda, lo que "les da un gran poder político". "Y este año, votarán en número récord y no será por Hillary Clinton, será por Donald Trump", añadió.

Presión

Por otro lado, ayer se conoció que la Asociación Nacional del Rifle es uno de los grupos de presión que más dinero está aportando a la campaña de Trump, lanzando, incluso, anuncios televisivos en los que dicen que Clinton está "fuera de alcance", al vivir bajo la protección de los servicios secretos, mientras que aboga por la restricción de las armas. Para el spot dicha asociación invirtió seis millones de dólares, según la web "Politico".

Aparte de la polémica inmediata por las palabras de Trump, con ellas entra en campaña el peliagudo asunto de quién será el juez del Tribunal Supremo que ocupará la vacante que dejó Antonin Scalia, magistrado conservador, fallecido en febrero. Scalia decantaba la balanza de la corte hacia posiciones republicanas y Barack Obama intentó sustituirlo con celeridad por un progresista. Sin embargo, el presidente no pudo hacerlo al encontrase con la negativa de la mayoría republicana en el Congreso. Con el debate acerca del control de armas encima de la mesa, la ideología del próximo juez de la corte de garantías estadounidense será un punto de fricción en esta campaña.

Por otro lado, Paul Ryan, presidente de la Cámara Baja de EE UU, ganó ayer las primarias republicanas de su distrito de Wisconsin ante un excéntrico contrincante, el empresario Paul Nehlen. Durante semanas, Trump se había resistido a respaldar a Ryan coqueteando con el apoyo a Nehlen. Sin embargo, el pasado viernes, Trump finalmente cedió ante la presión de la cúpula republicana y respaldó al candidato oficialista, que ganó con un 85% de los votos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine