Hamel seguía trabajando en su parroquia pese a estar jubilado

Cracovia, blindada ante la llegada del Papa

27.07.2016 | 02:00
El sacerdote Jaques Hamel.

Jacques Hamel, el sacerdote asesinado ayer mientras oficiaba en Saint-Etienne-du-Rouvray, era natural de Darnétal (Alta Normandía). Había nacido en 1930, fue ordenado en 1958 y llevaba diez años jubilado tras más de 50 de servicio a la Iglesia.

Tras retirarse, sin embargo, solicitó que le asignaran a la parroquia que ya había dirigido con anterioridad y en la que ayer entraron los dos terroristas a sangre y fuego. Prefería seguir trabajando. En Saint-Etienne-du-Rouvray auxiliaba al párroco Auguste Moanda-Phuati y cuando éste tomaba vacaciones, le sustituía a cargo de las celebraciones, según explicó el propio Moanda-Phuati al diario "Libération". "No podía imaginarme que nos ocurriera algo así", afirmó el titular de la parroquia, asegurando que en sus cinco años al frente de la iglesia nunca había "recibido amenazas". Según el vicario general de la archidiócesis de Ruán, Philippe Maheu, Hamel era apreciado por los vecinos. El arzobispo de Ruán, que se encontraba en Cracovia para la celebración de las Jornadas Mundiales de la juventud regresó de urgencia a Francia donde se entrevistó con el presidente de la República François Hollande y hoy se reunirá con la Conferencia de Representantes de Cultos en Francia. El comienzo de las XXXI Jornadas mundiales de la Juventud estuvo marcado por los sucesos de Francia. El Papa Francisco, que no llegará a Polonia hasta mañana, se comunicó con las autoridades francesas a primera hora para expresarles su "dolor" y "horror" por la "absurda violencia".

Durante el primer acto multitudinario del evento de las juventudes católicas, el cardenal polaco Stanislaw Dziwisz recordó también a las víctimas de los últimos ataques terroristas.

La propia reunión de jóvenes está sometida a altas medidas de seguridad después de que las autoridades polacas hayan desplegado un amplio dispositivo policial, alertadas por los últimos ataques sufridos en Francia y Alemania. Para evitar incidentes, Polonia ha trasladado a miles de agentes de seguridad desde todas las provincias del país, se ha prohibido a los guardas de fronteras que tomen vacaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine