Los alemanes, conmocionados

El tirador planificó un año la masacre de Múnich y compró la pistola por internet

Sonboly estaba a tratamiento psiquiátrico por ansiedad y sufrió maltrato escolar -La Policía sospecha que eligió a sus víctimas de forma aleatoria -Detenido un amigo suyo

25.07.2016 | 03:57
Un hombre reza ante flores y velas depositadas delante del centro comercial Olympia. // Reuters

Los últimos datos aportados por las autoridades alemanes sobre Ali David Sonboly, el germano-iraní de 18 años que el viernes mató a tiros a 9 personas en Múnich y después se suicidó, corroboran que el joven estaba a tratamiento psiquiátrico por depresión y ansiedad y establecen que planificó la matanza durante un año y que compró la pistola a través de internet. La Policía comunicaba, además, ayer por la tarde, la detención de un adolescente afgano de 16 años amigo del responsable del ataque. El amigo del sospechoso fue arrestado por no informar de las intenciones del atacante, que conocería de antemano. El detenido habría participado en la publicación de un mensaje en la red social Facebook en el que se convocaba a la gente a una estación de tren cercana al lugar del ataque. "Se sospecha que el chico de 16 años es un posible cómplice tácito del ataque", señaló un portavoz policial.

Pese a que el autor de los disparos abrió esa cuenta de Facebook usando los datos de una joven turca para citarse con sus amigos en la hamburguesería situada enfrente del centro comercial Olympia -donde empezó a disparar indiscriminadamente-, la Policía cree que al final eligió a sus víctimas al azar, dado que ninguno de los que escribieron comentarios a su invitación figura entre las víctimas del tiroteo.

"El autor de la matanza empezó a prepararla hace un año", reveló el fiscal Thomas Sternkra-Koch en una rueda de prensa en Berlín. La Policía ha descartado ya de plano que el asesino contara con cómplices. Todos los casquillos de bala encontrados en el lugar de la masacre pertenecen al arma que el joven usó o a las armas de los agentes.

Las preguntas que los alemanes se hacen sobre los motivos del tiroteo hay que buscarlas en la biografía de Sonboly, vino a decir la Policía y el fiscal germanos.

La idea de que Sonboly sufrió acoso escolar parece reforzarse a medida que las autoridades y algunos medios recaban más datos sobre su vida. Casi desde el principio se señaló que el tirador no tenía antecedentes penales. Ahora, además, se sabe que si la Policía tuvo algún contacto con él, no fue como autor de un delito, sino como víctima. En algún momento de 2012, según datos del dominical "Bild am Sonntag", recibió una paliza que le propinaron muchachos de su misma edad. Sin embargo, según la fiscalía, los maltratadores no estaban entre las víctimas, por lo que se excluya que la matanza fuera una venganza contra personas concretas.

En todo caso, a partir del incidente de 2012, Sonboly se refugió en los videojuegos violentos y empezó a interesarse por las masacres perpetradas por jóvenes, un asunto sobre el que coleccionaba artículos de prensa. En concreto, sobre los casos de Tim Kretzshmer, autor de una matanza en un colegio de Winnenden (suroeste de Alemania), y Anders Breivik, el ultraderechista noruego que asesinó a 77 personas en Oslo y la isla de Utøya en 2011.

Sonboly no tenía en su ordenador el manifiesto de Breivik, como ha llegado a afirmarse, pero redactó uno propio, del que todavía no se conocen detalles.

El arma, según cree la policía de Múnich tras examinar parte de los archivos del ordenador del asesino, fue comprada a través de la llamada "Darknet" o red oscura, una especie de internet paralela muy utilizada en el mundo del crimen. La pistola, una Glock 17 de 9 milímetros, había sido inutilizada en 2014 y empleada como atrezo de teatro, pero posteriormente se volvió a activar. Se trata de un arma usada con frecuencia en atentados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine