Asonada en Turquía

Erdogan amplía la purga masiva tras el golpe a policías, gobernadores y jueces

-El Gobierno otomano deja sin vacaciones a tres millones de funcionarios públicos -Bruselas sospecha que la lista de magistrados a depurar ya estaba "preparada"

19.07.2016 | 02:16
Simpatizantes de Erdogan queman una imagen del clérigo Fethullah Gülen. // Efe

La purga continúa. El ministerio turco del Interior anunció ayer que ha suspendido a 8.513 oficiales de la Policía y la Gendarmería, un cuerpo policial militarizado, por su supuesta relación con el fallido intento de golpe militar del pasado viernes. Entre los miembros de la Gendarmería afectados por esta medida se cuentan 11 generales y 61 coroneles. El número de detenciones supera ya las 7.500, entre ellas las de 103 generales, un tercio del total. Y también están suspendidos desde ayer treinta gobernadores provinciales.

Además, el Gobierno suspendió las vacaciones para más de tres millones de funcionarios y el Ministerio de Finanzas turco ha suspendido a 1.500 trabajadores en todo el país por su presunta vinculación con la red del clérigo Fethullah Gülen, a quien las autoridades responsabilizan del intento de golpe.

Ayer, las autoridades turcas han vuelto a pedir a EE UU la extradición de Gülen, que vive exiliado en ese país. Gülen niega estas acusaciones e, incluso, señala al propio presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, como instigador de la asonada para reafirmarse en el poder.

Así las cosas, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, invitó a Turquía a presentar "pruebas y no acusaciones" de que el predicador islamista esté detrás del fallido golpe de Estado para pedir su extradición. E insistió en que es "categóricamente falso" que su país instigase de alguna forma el fallido golpe.

Asimismo, un vicealcalde del distrito de Sisli de Estambul quedó gravemente herido tras ser tiroteado por dos personas que fueron detenidas después, informaron fuentes municipales citadas por el diario "Hürriyet".

Entre tanto, la Policía turca empezó ayer a hacer redadas en las sedes de las dos máximas instancias judiciales del país en Ankara para detener a jueces sospechosos de haber apoyado la asonada.

Según la agencia semipública Anadolu, los agentes registraron las oficinas del Tribunal Supremo (Yargitay) y del Consejo de Estado (Danistay), la máxima instancia judicial administrativa, con listas de personas. Algunos jueces fueron detenidos directamente en la entrada de las cortes, entre ellos Osman Sanal, el fiscal del "caso Ergenekon", un macrojuicio que duró de 2008 a 2014 y durante el que fueron condenados cientos de altos cargos militares acusados, precisamente, de conspiración golpista.

En abril pasado, el Tribunal Supremo anuló todas las condenas y el Gobierno ha acusado a los simpatizantes de Fethullah Gülen de fabricar las pruebas para destruir la buena imagen de las Fuerzas Armadas.

Las listas con los jueces a detener estaba "preparada" antes del golpe militar, denunció el comisario europeo de Ampliación, Johannes Hahn. "Estoy muy preocupado. Es exactamente lo que nos temíamos", indicó Hahn a su llegada al Consejo de Ministros de Exteriores de la UE, en el que se abordó la situación en Turquía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine