25 de junio de 2016
25.06.2016

Los estudiantes de Erasmus no se verán afectados "a corto plazo" por la salida

-Un 10% de estudiantes españoles escoge Reino Unido como destino -Lo previsible es buscar "nuevos convenios" para mantener la opción

25.06.2016 | 02:16

Los estudiantes españoles del programa Erasmus, que desde 1987 fomenta la movilidad para pasar una temporada en otro país y aprender un idioma, no se verán afectados a corto plazo por el "brexit" porque siguen vigentes los acuerdos, pero más adelante dependerá de las negociaciones con Reino Unido. Así lo aseguró el vicerrector de Relaciones Internacionales de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) de Madrid, Juan Pérez-Miranda, quien recordó que se tardará dos años en materializar el "brexit" y que, por tanto, "todo sigue igual ahora a efectos de obligaciones y acuerdos". "A corto plazo el 'brexit' no afecta nada", enfatizó en declaraciones a Efe.

Más de 4.000 universitarios españoles escogen Reino Unido para hacer su Erasmus (según la última estadística del Ministerio de Educación, con datos del curso 2013-14), lo que representa el 10,9% del total; de ellos, alrededor de 3.500 alumnos son de carreras y cerca de 500 de FP.

Pérez-Miranda ha comentado que más adelante todo "dependerá de cómo negocie el Reino Unido" los distintos temas educativos, aunque se da la circunstancia de que en el programa Erasmus también participan países fuera de la UE como, por ejemplo, Turquía, Ucrania y Rusia.

También hay que tener en cuenta, prosiguió, que muchos acuerdos no los firman los Estados sino las propias universidades.

Pérez-Miranda resaltó que si España es el principal receptor de alumnos Erasmus, muchos de ellos británicos, Inglaterra es de los principales emisores de estudiantes.

Vaticinó que el "brexit" estará muy presente "en el debate universitario" y en todos los foros universitarios, como en la próxima reunión de la Asociación Europea para la Educación Internacional (EAIE), que está previsto que se celebre, del 13 al 16 de septiembre, en la ciudad inglesa de Liverpool.

Pérez-Miranda apuntó que las universidades en España son, en general, "europeístas" y que al igual que te puedes alegrar de que la UE tenga un nuevo miembro, te da "pena" que otro se vaya.

Añadió que el "brexit" puede conllevar a que las universidades tengan que ampliar la preparación y orientación a los estudiantes en los últimos años de carrera de cara a sus salidas laborales, ya que muchos optan por buscar trabajo en Inglaterra.

Desde la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), la vicerrectora de Investigación, María Esther Souto, aseguró que se prevé que se "busquen nuevos convenios" para que los Erasmus españoles y de otros países de la UE puedan seguir yendo al Reino Unido.

Enfatizó, no obstante, los posibles efectos del "brexit" para los estudiantes e investigadores británicos, que se pueden quedar fuera de la financiación, por ejemplo, del programa Horizonte 2020, que costea proyectos de investigación e innovación de diversas áreas temáticas en el contexto europeo. Tampoco desde España se podrá buscar a un británico como partner de uno de esos proyectos, lamentó.

Desde la Asociación Española de Promotores de Cursos en el Extranjero (Aseproce), su secretaria general, Marta Galea, indicó que "la necesidad del estudiante español de mejorar su formación en la lengua inglesa ni aumenta ni disminuye por el 'brexit'".

Como se sigue manteniendo la libra como divisa oficial, no ve un impacto en el precio de los cursos, aunque admitió que "es posible que sociológicamente las familias prefirieran enviar a sus hijos a Irlanda que pertenece a la UE".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine