Brexit | La 'incertidumbre' de los emigrantes gallegos en el corazón del Reino Unido

Muchos gallegos se muestran inquietos sobre su futuro en el país ► Los emprendedores temen las consecuencias del referéndum en su futuro laboral ► Aseguran que el ambiente en las calles está repleto de "contrastes" entre euforia y tristeza

24.06.2016 | 22:48
Nieves Iglesias, Santiago Pérez, Laura Rivas y Sara Arosa // FdV

Son españoles de nacimiento pero muchos se sienten vinculados con el país que les dio una oportunidad laboral. La comunidad gallega ha seguido muy de cerca el referéndum y el 'sí' al Brexit sentó como un jarro de agua fría a muchos de los jóvenes que decidieron dar el paso de vivir en el Reino Unido. Es el caso del joven Diego Juncal, Sara Arosa, Santiago Pérez, Laura Rivas o Nieves Iglesias, que desde hace años residen en un país que también les abrió las puertas laborales.

Reconocen, al igual que otros gallegos en la zona, que durante los últimos meses el Brexit era un tema de conversación presente en cualquier rutina diraria. "Este tema estuvo a la orden del día en bares, trabajo...He escuchado diferentes opiniones, la mayoría de los que querían votar a favor del Brexit era básicamente por la gente que viene aquí sin idioma y no se esfuerza en aprenderlo, mientras que los que votaban en contra era por al cantidad de profesiones que llegaron a la ciudad y la mejoraron", explica Diego Juncal, natural de Moaña y que vive en Londres desde hace tres años. La joven Nieves Iglesias, de Tomiño, aclara que en las últimas semanas fue testigo de mensajes "que parecían sacados de un cuento de ciencia ficción, totalmente en contra de la inmigración" y Laura Rivas, de Ourense, añade que se aprecian "tintes racistas" en el ambiente.

La moañesa Sara Arosa es una de las miles enfermeras que emigró desde Galicia para trabajar en Reino Unido. Instalada en la ciudad de York, la noche de guardia en el hospital transcurrió viendo en las pantallas como el recuento de votos iba alejando a Reino Unido de Europa."No dábamos crédito, pensábamos que las cosas estaban tan reñidas porque aún no habían llegado a las grandes ciudades" , comenta. "El padre de una compañera votó por quedarse porque había combatido en la segunda guerra mundial y no queria que los alemanes le dijesen qué tenía que hacer, pero ella votó por quedarse", relata Arosa. El también moañés Diego Juncal asegura que el Brexit es "un grave error" que influirá en diferentes sectores, como el sistema sanitario ya que "la mayoría de médicos y enfermeros son de otros países y aquí están bastante valorados". La noticia del sí al Brexit fue toda una sorpresa para ellos. "No me lo esperaba", coinciden.  

Negocios

Nieves Iglesias es emprendedora y precisamente la pasión por los productos gastronómicos de su tierra le llevaron a emprender un negocio basado en la comida tradicional española. Desde hace siete años reside en el Reino Unido, un país que se ha transformado en un hogar y en el que ha desarrollado un negocio basado en la creatividad. "Como empresaria, inmigrante e importadora de productos de otro país de la Unión Europea, este cambio me asusta", asegura. 

Laura Rivas, de 24 años y en Londres desde hace dos, trabaja en el sector textil. Coincide en que la incertidumbre es palpable entre los emigrantes y que no saben exactamente qué pasará en el futuro. "Todo depende de los acuerdos que se hagan con la Unión Europea y el gobierno que esté en el poder", aclara. El 'sí' del Brexit le transmite "tristeza", al igual que a la gran mayoría de gallegos que residen en la zona. "Sobre todo, porque partió de algo económico pero la mayor parte de la gente que he visto apoyar el irse lo dice por causas racistas", apostilla la ourensana.

'Y ahora, ¿qué?'

El ourensano Santiago Pérez asegura que la sensación que se respira en el ambiente es de "¿Y ahora qué?" "He recibido mas mensajes de mi familia y amigos que en el día de mi cumpleaños. Una amiga me contó que en los medios españoles lo retratan como si fuera el fin del mundo. No es tan extremo, pero sí un problema", asegura el joven que trabaja en el sector textil.

Todos coinciden en que el ambiente en la calle es un tanto "confuso". "Los ingleses estarán eufóricos. Democráticamente han ganado, aunque solo por un 52%. Londres también ha votado, es una de las ciudades más multiculturales del mundo y aquí la permanencia ganó por goleada", explica. El ourensano reconoce que para las personas que viven en zonas con menos emigración "somos una plaga". "Yo cotizo y pago mis impuestos todos los meses. Tengo mi novia, mis amigos y mi vida aquí, tengo un trabajo que me gusta y no me quiero volver a España, por lo que no veo justa esta decisión", matiza.

Fraguándose día a día

Los gallegos confiesan que vivieron el proceso "día a día". Ahora, tras el resultado, Diego Juncal asegura que el ambiente "está bastante tenso" y no descarta "que empiecen las peleas en la calle, las discusiones, porque este fin de semana miles de personas de todo el mundo vienen a Londres al Gay Pride". Nieves Iglesias asegura que el contraste en las calles es enorme, ya que se escucha "gente rebosando alegría en el día que Boris Johnson ha declarado como independence day o a gente indignada porque no sabemos qué va a pasar". " Yo me siento entre desconcertada y decepcionada por una situación a la que no pensábamos llegar cuando se convocó el referéndum", lamenta la joven de Tomiño.

La enfermera moañesa confiesa estar "desconcertada" y, aunque no creía que el éxito ganara, envío la semana pasada sus ahorros a España ante la posible caída del valor de la libra, como ha sucedido. Confía en mantener su trabajo y espera que la salida no provoque problemas sociales de racismo. "No siento que no me quieran en este país", asevera esperanzada de que el divorcio no traiga consecuencias inmediatas. 

María Valverde, canguesa que trabaja en Londres

"Me desperté con una noticia que no esperábamos"
María Valverde señala que tras conocerse el resultado del referéndum "no se habló de otra cosa". "Me desperté con una noticia que ni yo, ni mis compañeros de piso –de nacionalidades italiana y francesa- nos esperábamos", afirma para FARO esta joven de Cangas que es trabajadora social en Londres

La morracense destaca que este viernes la Embajada Española mandó un comunicado manifestando que todavía se desconoce qué ocurrirá tras el resultado de la consulta. En estos momentos comenzarán las negociaciones para ratificar la retirada de la UE, unas negociaciones que durarán aproximadamente dos años, pero una vez fuera de Europa existe la duda sobre cuáles serían las condiciones de los españoles residentes en el Reino Unido.

María Valverde expresa la incertidumbre que existe entre los españoles y el resto de comunitarios que trabajan en territorio británico. "La prensa dice que quieren hacer como un ´programa de puntos´, pero nada concreto". La joven canguesa insiste en esa atmósfera de dudas que envuelve también a otros ciudadanos europeos y también a los propios ingleses.

María reconoce que personalmente tendría "un sentimiento mucho más fuerte de seguridad si no optasen por el Brexit", pero afirmar estar tranquila por esos dos años de negociaciones que quedan tal y como confirmó este viernes David Cameron. No obstante, admite que pedirá la doble nacionalidad cuando haya cumplido los cinco años de residencia en el Reino Unido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine