Valls supera la moción de censura del centro derecha al no apoyarla los socialistas díscolos

13.05.2016 | 02:43

El primer ministro de Francia, Manuel Valls, superó ayer una doble moción de censura: en el Parlamento y en la calle. Y ambas a causa de su controvertida reforma laboral, que entró en vigor automáticamente al fracasar la reprobación a su Gobierno promovida por la derecha y el centro. No obstante, Valls salió victorioso por solo 42 votos: los que le faltaron a sus detractores para alcanzar la mayoría absoluta (289).

La de ayer fue la tercera moción de censura que supera Valls, pero la primera que suma tantos votos en su contra. Y eso que el miércoles se libró por los pelos de recibir otra a iniciativa de los disidentes de su propio partido, el Socialista (PS), que ayer optaron por no suscribir la que presentó el centro-derecha. Algo que sí hicieron algunos diputados ecologistas y la mayor parte de los neocomunistas.

Así las cosas, a Valls se le presenta un complicado último año de legislatura. Sin embargo, ni él ni el presidente, François Hollande, parecen dispuestos a ceder, pese a la pérdida palmaria de apoyos en el Parlamento y a la incesante contestación en la calle a su proyecto de reforma del mercado laboral, que critica la derecha, por tibio, y el ala más izquierdista del PS por todo lo contrario. Para estudiar la situación de estos diputados, la dirección del PS convocó a su comité de ética , pero todo apunta a que no serán expulsados, dado que el Gobierno precisa su apoyo para otros proyectos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine