Refugiados sirios

Hungría da luz verde al referendo sobre cuotas de refugiados

El Parlamento húngaro aprueba celebrar una consulta popular sobre los planes de reubicación de migrantes sirios

10.05.2016 | 11:47

El Parlamento de Hungría ha dado hoy luz verde a un referendo sobre el plan europeo de repartir por cuotas a los refugiados entre los países comunitarios.

En una sesión transmitida en directo por internet, la Cámara votó con 136 votos a favor (de un total de 199 diputados) la propuesta de organizar una consulta popular que había sido anunciada en febrero por el primer ministro húngaro, el conservador Viktor Orbán.

Por el momento, no se ha decidido aún la fecha del referéndum que se espera para el próximo otoño boreal, pero sí se ha determinado la pregunta que más de ocho millones de ciudadanos con derecho a voto deberán responder con un "sí" o un "no":

"¿Quiere que la Unión Europea (UE) disponga, sin el consentimiento del Parlamento (de Hungría), sobre el asentamiento de ciudadanos no húngaros en Hungría?", será su redacción.

El Gobierno del partido Fidesz de Orbán, que ve en la llegada masiva de inmigrantes un peligro para el país centroeuropeo y ha relacionado ese fenómeno con el terrorismo, se opone a la reubicación de los refugiados entre los socios de la UE.

Antal Rogán, ministro del Gabinete, opina advirtió ayer en el Parlamento que en el referéndum se juega "la soberanía de Hungría" pues considera que la propuesta de Bruselas la limitaría, y que el país tiene derecho de decidir con quién quiere convivir.

Orbán, por su parte, ha asegurado que las cuotas modificarían "la identidad cultural y religiosa de Europa", y que "ni Bruselas ni ninguna institución europea tiene derecho a eso".

Hungría, junto a otros países del Este europeo como Polonia, República Checa y Eslovaquia, se opone al sistema de cuotas fijado el pasado septiembre.

Budapest presentó un diciembre un recurso contra la decisión comunitaria ante el Tribunal Europeo de Justicia.

Según el citado sistema de cuotas, Hungría, un país de unos diez millones de habitantes, debería acoger a 2.352 refugiados.

El Gobierno de Orbán selló el pasado otoño sus fronteras meridionales con vallas para detener a los refugiados y ha ofrecido ayuda material y humana a Macedonia para el cierre y la defensa de sus fronteras con una alambrada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine