Bruselas, atacada por el Daesh

Atentados en Bruselas: Detenido un sospechoso de los atentados en Bruselas

La Fiscalía desmiente que sea Najim Laachraoui, presunto cerebro de los ataques, como afirmó la prensa belga

23.03.2016 | 14:19

La Policía ha arrestado en el barrio bruselense de Anderlecht a un sospechoso vinculado a los atentados perpetrados este martes en la capital belga. La prensa belga ha desmentido que sea Najim Laachraoui, presunto cerebro del ataque al metro y al aeropuerto de Bruselas, como había informado el diario 'La Libre'. En una rueda de prensa, la Fiscalía belga ha negado que el detenido sea Laachraoui.

Laachraoui, de 24 años y nacionalidad belga, fue identificado este miércoles junto a los dos terroristas suicidas del metro y el aeropuerto, los hermanos El Bakraoui.

Laachraoui fue captado por las cámaras de seguridad del aeródromo junto a Khalid e Ibrahim El Bakraoui, que terminaron inmolándose causando 14 muertos y decenas de heridos en Zaventem.

El ADN de Laachraui, vinculado presuntamente a los atentados de París del 13 de noviembre pasado (13-N), fue encontrado en "material explosivo utilizado en los atentados" galos, en los que fallecieron 130 personas, indicó al diario una fuente cercana a la investigación francesa. El hombre partió a Siria en febrero de 2013 y era buscado desde el pasado 4 de diciembre.


De izquierda a derecha: Ibrahim y Khalid El Bakraoui, y Najim Laachraoui. Foto: Twitter

En un control a principios de septiembre en la frontera húngaro-austríaca fue identificado con el nombre falso de Soufiane Kayal, momento en el que estuvo acompañado por el presunto cerebro del aparato logístico de los atentados de París, Salah Abdeslam, capturado el pasado viernes en Bruselas, y de Mohamed Belkaïd, un argelino de 35 años abatido por la policía en la redada de la comuna bruselense de Forest, el pasado 15 de marzo.

Había alquilado bajo su nombre una vivienda en la comuna belga de Auvelais, que sirvió para preparar los atentados de París. Los investigadores también le acusan de haber estado, junto con Belkaïd, en contacto telefónico con kamikazes la noche del 13-N.

Según los expertos, hay una "fuerte probabilidad" de que Belkaïd fuera el destinatario de un mensaje corto en el que se decía "hemos partido, comencemos", enviado el 13 de noviembre por la tarde a uno de los kamikazes de la sala de espectáculos Bataclan de París desde un teléfono localizado en Bélgica.

Laachraui era, según los medios belgas, el responsable de la confección de los cinturones explosivos utilizados en los ataques de la capital francesa, un extremo que rehusó confirmar la fiscalía.

El ADN de Laachraui se encontró en al menos dos de los cinturones explosivos: uno utilizado en la sala de conciertos Bataclan y otro en el estadio de Francia, lo que quiere decir que esta persona los manipuló, y quizá incluso fabricó, según la cadena de televisión pública francófona RTBF.

Por su parte, Khalid e Ibrahim El Bakraoui, de 27 y 30 años, ambos originarios de Bruselas, estaban fichados por los servicios de policía por actos vandálicos, pero no por terrorismo, según la RTBF.

Uno de ellos, Khalid, había alquilado bajo una falsa identidad la vivienda de la calle du Dries en el barrio bruselense de Forest, donde el pasado 15 de marzo tuvo lugar un tiroteo en el que uno de los sospechosos murió y otros dos huyeron, entre ellos supuestamente Salah Abdeslam, implicado en los atentados de París y que fue detenido posteriormente.

Transportaron los explosivos en maletas

Los presuntos terroristas transportaban los artefactos explosivos en maletas que pusieron encima de un carro de equipaje del aeropuerto bruselense de Zaventem, informó el diario "La Dernière Heure".

El periódico cita al alcalde de Zaventem, Francis Vermeiren, quien dijo que los tres presuntos atacantes del aeropuerto, visibles en una fotografía de una cámara de vigilancia, llegaron en taxi con maletas y dentro "estaban las bombas".



Según la misma fuente, depositaron sus maletas en un carrito y las dos primeras bombas explotaron.

La tercera bomba, según Vermeiren, fue puesta en una bolsa de viaje encima del carrito, pero al presunto terrorista "le ha debido de entrar el pánico, porque no explotó".

El taxista que les llevó al aeropuerto recordó que le había extrañado que no le dejaran ayudar con el equipaje, según el diario Het Laatste Nieuws, que indica que el plan original de estos hombres era viajar con cinco maletas a Zaventem.

Los tres hombres habían pedido un coche grande y se enfadaron cuando llegó uno pequeño, e n el que no cabían cinco maletas, según el relato del taxista.

Vídeo de las explosiones en el aeropuerto de Bruselas



Ello hace pensar que su intención era poner más carga explosiva en el aeropuerto de la que finalmente fueron capaces de llevar.

Después del ataque el taxista recordó a los tres sospechosos y llamó a la Policía, por lo que fue él, según el diario, quien llevó a las fuerzas de seguridad a la dirección en la que les había recogido en el distrito de Schaerbeek.

Registro en Schaerbeek

En un registro en una vivienda de Schaerbeek la Policía encontró un artefacto explosivo, productos químicos y una bandera del grupo terrorista Estado Islámico (EI), que reivindicó los ataques.



En la imagen que captó una cámara de vigilancia del aeropuerto se veía a tres hombres, cada uno de los cuales empuja un carro de equipaje.

La foto muestra que dos de los hombres, presuntamente los hermanos El Bakraoui, llevan en la mano izquierda un solo guante, algo que según "La Libre Belgique" podría haber servido para ocultar los detonadores de explosivos.



La explosión que se produjo posteriormente en la estación de metro de Maalbeek, se registraron otros veinte muertos y casi otro centenar de heridos. En total, los dos atentados han matado a 34 personas y herido a más de 200 personas.

Las primeras dos explosiones se produjeron con un intervalo de varios segundos en el aeropuerto de Zaventem, cercano a Bruselas, hacia las 07.00 GMT en la zona de mostradores de facturación de Brussels Airlines y American Airlines, confirmó el gobernador de la provincia de Brabante flamenco, Lodewijk De Witte. Allí murieron 14 personas y un centenar resultaron heridas.

En la estación de Maalbeek, a escasos 200 metros de la sede de la Comisión Europea (CE), una tercera explosión tuvo lugar a las 08.10 GMT que mató al menos a 20 personas y dejó heridas a otro centenar.

Vídeo del ataque a la estación de metro



Rebajan a 31 los fallecidos

El Centro de Crisis de la Seguridad Pública Federal de Bélgica ha afirmado a primera hora de este miércoles que el balance de víctimas de los atentados es de 31 muertos y 250 heridos.

El organismo, encargado de coordinar la gestión tras los ataques, ha rebajado así la cifra de víctimas mortales, que algunos medios locales habían elevado hasta las 34 personas, según ha recogido el diario belga 'Le Soir'.

Entre las víctimas mortales y los heridos de los atentados hay unas "40 nacionalidades", según ha indicado el ministro de Asuntos Exteriores belga, Didier Reynders. Entre ellos hay nueve españoles, que se encuentran heridos.

Las graves lesiones sufridas por las víctimas complica las labores de identificación, por lo que por el momento apenas se conocen datos oficiales ni de fallecidos ni de heridos.



Las redes sociales, sin embargo, están siendo utilizadas por familiares y amigos para tratar de localizar a sus seres queridos, desaparecidos desde el momento de los atentados.

Por el momento, la única víctima mortal confirmada por fuentes oficiales es Adelma Marina Tapia Ruiz, una joven de 36 años de nacionalidad peruana. Tapia Ruiz falleció en el atentado en el aeropuerto, en donde se encontraba junto a su marido y sus dos hijas, una de los cuales resultó herida, según un comunicado difundido por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Perú.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine