Espacio Schengen

Bruselas estudia un nuevo cuerpo policial de fronteras

La idea, defendida por Alemania y Francia, prevé crear una reserva con 1.500 agentes para situaciones de emergencia

15.12.2015 | 10:52
Un soldado vigila la frontera entre Eslovenia y Croacia

La Comisión Europea propondrá este martes la creación de una Agencia Europea de Fronteras y Guardacostas para gestionar la frontera exterior de la Unión y que podría, como último recurso, desplegar efectivos de protección de fronteras sin el visto bueno de un país en la frontera externa en situaciones de emergencia.

"En situaciones urgentes, la agencia debe poder ser capaz de garantizar que la acción se tome sobre el terreno incluso cuando no hay una petición de asistencia de un Estado miembro afectado o donde un Estado miembro considera que no hay necesidad para una intervención adicional", plantea el Ejecutivo comunitario en su borrador de propuesta.

Para ello, el Ejecutivo comunitario propone crear una reserva obligatoria de "al menos 1.500 agentes de fronteras" que podrían intervenir a petición de la agencia "en días", por ejemplo para hacer frente a un aumento "desproporcionado" de la presión migratoria si las autoridades nacionales no pueden hacer frente por sí mismos o en respuesta a "una deficiencia" en el control por parte de un Estado miembro.

Bruselas propone dar mandato a la Agencia para realizar "una evaluación de vulnerabilidad" de los Estados miembros y hacer recomendaciones a un Estado miembro para lanzar operaciones conjuntas o intervenciones fronterizas rápidas cuando se identifican "deficiencias" y si este no toma medidas correctivas en el plazo que le fija la agencia, "la Comisión podrá adoptar una decisión" para "encomendar a la Agencia intervenir inmediatamente en situaciones de crisis desplegando equipos de fronteras y guardacostas europeos en la frontera externa" tras determinar que "la situación en una sección particular de las fronteras externas requiere una acción urgente".

En función de los resultados de esta evaluación, "en el caso necesario, la Agencia determinará cualquier acción correctiva necesaria para abordar los déficit emergentes o existentes". "La decisión de la Agencia será vinculante para el Estado miembro. Si la acción correctiva necesaria no se toma dentro de un plazo de tiempo límite fijado por la Agencia, la Comisión Europea puede autorizar a la Agencia a tomar una acción ulterior, incluido el despliegue de equipos de fronteras y guardacostas europeos", precisa en el texto.

Mayoría en contra necesaria

Solo si hay una mayoría de países en contra de la propuesta de la Comisión Europea de pedir la intervención de los equipos europeos de fronteras y guardacostas se podrá parar su decisión, han explicado fuentes del Ejecutivo comunitario, que han confirmado que se trata del "mismo modelo" que el introducido en el marco del procedimientos de déficit excesivo.

"Hay sanciones a menos que haya una mayoría de Estado miembro en contra. Esto es el mismo modelo que se puede aplicar aquí", han explicado fuentes comunitarias, que han insistido en que su intervención es un último recurso o "el botón nuclear".

Las fuentes han recordado además que los agentes de fronteras y guardacostas europeos se desplegarían junto a los agentes de las autoridades nacionales del país afectado, cuya legislación se aplicaría en todo caso.

La reserva será "obligatoria" y cada Estado miembro aportará "un porcentaje" de sus propios agentes de fronteras y guardacostas, en función de su tamaño, según han explicado fuentes comunitarias.

"Los Estados miembros deberán aportar al menos 1.500 agentes de fronteras que serían desplegados por la Agencia en intervenciones fronterizas rápidas en días", según el texto del borrador del propuesta, en el que también deja claro que los Estados miembros deberán contribuir a una reserva de equipos técnicos de tendrían que poder a disposición de la agencia de forma "inmediata" en cuanto lo pida.

Las aportaciones a la actual agencia europea de cooperación en la gestión de las fronteras externas, Frontex, son voluntarias, salvo cuando se activa, a petición de un país, el mecanismo Rabit para desplegar equipos de intervención fronterizos rápidos de Frontex. Éstos sólo han sido enviados una vez a la frontera terrestre de Grecia y Turquía en 2010 en la región de Evros a petición de Atenas, que ha vuelto a pedir la semana pasada su envío a las islas del Egeo.

El papel de la Agencia para contribuir a operaciones de búsqueda y rescate será "significativamente aumentado", según el texto del borrador de propuesta. Bruselas también propone aumentar el personal "de 400 a 1.000" con los que contaba Frontex y que tenga capacidad para adquirir más equipos, incluidos barcos, para lo que pide "duplicar" su presupuesto, según fuentes comunitarias.

La propuesta también prevé "un papel directo y clave" en operaciones de retorno de inmigrantes para la Agencia, en cuyo seno se creará una "oficina de retorno". También tendrá un papel "central" para desarrollar el enfoque de los 'hotspots' para ayudar al registro e identificación de inmigrantes y refugiados en centros de recepción, de modo que pueda desplegar "equipos europeos de fronteras y guardacostas en el marco de los equipos de gestión de la inmigración en hotpots".

También prevé reforzar el papel de la Agencia para poder cooperar con terceros países, incluido desplegando oficiales de enlace a terceros países o lanzar operaciones conjuntas en territorio de la Unión o de terceros países, algo pensado para mejorar la situación en los Balcanes.

Hoy Frontex no puede dar ayuda operativa a terceros países porque no tiene mandato para enviar equipos los mismos. "Serbia y Macedonia han pedido tener agentes de fronteras en la frontera", han explicado fuentes comunitarias.

La base legal de la propuesta será el artículo 77 del Tratado de la UE que prevé el objetivo de "la introducción gradual de un sistema de gestión integrado de las fronteras externas", aunque la idea de crear un cuerpo europeo de fronteras ya fue planteado en 2002 antes de la ampliación de la UE a los países del Este, aunque hubo "mucha oposición" a la propuesta, entre otros por la oposición notable de Alemania. Los países deberán aprobar por mayoría cualificada la propuesta, que han defendido Alemania y Francia.

La crisis de refugiados en Europa ha puesto en duda la preservación del espacio libre sin fronteras Schengen y ha llevado al restablecimiento de los controles temporales en las fronteras internas en un número de países, incluidos Alemania, Austria y Suecia.

Controles sistemáticos a europeos en las fornteras

También presentará una propuesta de revisión del Código de Fronteras Schengen para "permitir controles sistemáticos de ciudadanos europeos" para cotejarlos con las bases de datos del Sistema de Información de Schegen y las bases de datos nacionales, tal y como acordaron los Gobiernos europeos en respuesta a los atentados de París del 13 de noviembre y su informe bianual sobre Schengen.

El Ejecutivo comunitario también propondrá un mecanismo de admisión humanitaria voluntario para que los Estados miembros acojan en sus territorios a refugiados que se encuentran en Turquía pero no fijará una cifra concreta. "Se revisará de forma regular el número de personas a ser transferidas (a la UE) dependiendo de los esfuerzos de Turquía para reducir los flujos", han explicado a Europa Press fuentes comunitarias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine