Cae el "premier"rumano tras manifestaciones por un incendio mortal en un club

El socialdemócrata Ponta está a la espera de juicio por evasión fiscal y blanqueo

05.11.2015 | 01:58

El primer ministro rumano, el socialdemócrata Victor Ponta, anunció ayer su renuncia y la de su Gobierno, después de que unas 20.000 personas solicitaran su dimisión el martes por la noche en Bucarest por la muerte de 32 personas en un incendio en un club nocturno el pasado viernes. "Renuncio a mi mandato como primer ministro", anunció Ponta, al tiempo que manifestó su esperanza de que con su dimisión se aplaque el malestar.

Pese a la dimisión del Gobierno, anoche unas 10.000 personas volvieron a las calles de Bucarest para protestar de forma pacífica por los fallos de seguridad que llevaron a la tragedia y gritar lemas contra la clase política.

Ponta ha pasado meses sometido a una gran presión debido a sus problemas con la Justicia, al ser el primer jefe del Ejecutivo en ser acusado por la Fiscalía de evasión fiscal y blanqueo.

El inicio de su juicio estaba previsto para las próximas semanas, según fuentes judiciales rumanas, lo que habría aumentando aún más la presión y la insatisfacción ciudadana.

La multitud pide que las autoridades asuman responsabilidades por los fallos de seguridad, tales como la falta de salidas de emergencia y el uso de materiales inflamables para insonorizar el local, y vincularon el siniestro a la corrupción.

También exigieron un cambio profundo en la clase política del segundo país más pobre de la UE, en un momento en el que numerosos políticos han sido sentenciados o son investigados por corrupción. Ponta se limitó a justificar su abandono por la tragedia del viernes y el enfado popular subsiguiente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine