Avalancha de refugiados en Europa El reparto

Getafe se trae a España al sirio que fue zancadilleado por una reportera en Hungría

El hombre, agredido por una periodista cuando huía con su hijo de 7 años en brazos, trabajará como técnico de fútbol - Una escuela de entrenadores pagará su manutención

17.09.2015 | 02:24
Mohsen y sus dos hijos, con bufandas, anoche, en Barcelona. // Efe

El refugiado sirio zancadilleado días atrás por una periodista en Hungría, Osama Abdul Mohsen, y Zaid, el hijo de siete años al que llevaba en brazos, serán acogidos junto a su familia en Getafe (Madrid), donde Osama, entrenador de fútbol trabajará en un equipo local. Mohsen, Zaid y otro de sus hijos llegaron anoche a Barcelona, desde donde viajaron en tren a Madrid en compañía de miembros de la escuela de entrenadores de fútbol Cenafe, que han sido los responsables de su venida.

La directiva de la escuela explicó en un comunicado que su presidente, Miguel Ángel Galán, logró contactar con los refugiados a través de un periodista español y les propuso instalarse en España.

Osama Abdul Mohsen fue zancadilleado por la reportera húngara Petra László cuando intentaba zafarse, a la carrera y con su hijo en brazos, de la Policía en el campo de refugiados de Roszke, junto a la frontera serbia. La periodista cubría para la televisión N1 la crisis humanitaria d de los refugiados. La cadena está ligada al partido de extrema derecha Movimiento por una Hungría Mejor (Jobbik), que rechaza a los gitanos y judíos. La agresión dio la vuelta al mundo y tras la polémica, la empresa decidió despedir a la reportera.

Los responsables de la venida del refugiado sirio a España aseguran en su página web que se han hecho cargo de los billetes de viaje y del alquiler de la vivienda que ocupará junto a su hijo, y además, se harán cargo de la manutención de la familia hasta que puedan vivir por sus propios medios. Además, indicaron que por ser Cenafe una escuela de formación de entrenadores privada, el desembolso económico saldrá del bolsillo del propio Galán.

Mohsen entrenó al equipo Al-Fotuwa, de la primera división siria, y su hijo Zaid sueña con ser futbolista como Mohamed, el hermano mayor. Para hacerles su ofrecimiento, Galán contó con la ayuda de un ciudadano asentado en Parla (Madrid), Mohamed Labrouzi, quien conoce el árabe, idioma de los refugiados, y voló el martes desde Barajas a Múnich (Alemania) para reunirse con ellos. El promotor de la llegada de los refugiados ha hecho un llamamiento a todos los vecinos que puedan colaborar con alimentos no perecederos y ropa para los refugiados. Además, la intención de Galán es traer la próxima semana al resto de la familia de Osama: su esposa y otros hijos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine