Rusia y Ucrania acuerdan trabajar para conseguir un alto el fuego

01.07.2014 | 01:54

El presidente ruso, Vladimir Putin, el ucraniano, Petro Poroshenko, la canciller alemana, Angela Merkel y el jefe de Estado francés, François Hollande, respaldaron ayer la celebración de una nueva ronda de consultas entre Kiev y los insurgentes prorrusos del este de Ucrania, informó el Kremlin. Además, Putin y Poroshenko acordaron trabajar juntos en las exigencias planteadas por la UE para rebajar la tensión en el conflicto ucraniano, informó el Elíseo.

Los dos líderes aceptaron cooperar, entre otros puntos, en la adopción de un acuerdo de alto el fuego bilateral. Y Putin ofreció a Poroshenko que los guardias ucranianos participen desde el lado ruso, y en calidad de observadores, en la vigilancia de los tramos de la frontera común controlados en la parte ucraniana por los prorrusos.

"Putin, en concreto, subrayó la importancia de prorrogar el alto el fuego y crear un mecanismo de control sobre el cumplimento de la tregua con participación activa de la OSCE", explicó la Presidencia rusa.

Todos estos acuerdos fueron alcanzados en una conversación telefónica a cuatro bandas horas antes de que expirara la tregua entre los dos bandos. Una tregua para cuya prórroga sólo faltaba ayer la confirmación oficial del presidente ucraniano.

Las concesiones de Putin, al menos en apariencia, se deben a la amenaza de nuevas y duras sanciones económicas por parte de la UE si no contribuía antes de ayer a rebajar la tensión en Ucrania.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine