Incertidumbre y combates por el control de la mayor refinería de Irak

Obama se inclina por enviar 100 miembros de las fuerzas especiales y aclara al Congreso que no necesita su permiso para lanzar ataques

20.06.2014 | 02:01
Barack Obama.

La situación de la refinería de Baiji, la mayor de Irak, es confusa después de que tanto los insurgentes suníes como el Ejército reivindicaran ayer que controlan el complejo petrolero, donde se seguía combatiendo.

El portavoz del Ejército iraquí, el general Qasem Ata, afirmó, como ya hizo el miércoles, que la instalación petrolera se encuentra bajo "el control completo" de las fuerzas gubernamentales.

Ata añadió que sus tropas abatieron en las últimas horas a unos 70 rebeldes que intentaron irrumpir en la refinería, así como a otros 144 hombres armados en bombardeos aéreos en las provincias de Nínive y Al Anbar.

Sin embargo, el destacado líder tribal Faruq al Dufairi aseveró que los rebeldes "controlan totalmente" la refinería y que el regimiento militar que la custodiaba entregó sus armas a los combatientes suníes.

Lo mismo dijo el activista Abu Fanar al Bagdadi, portavoz de la página de Facebook "La gran revolución iraquí", con más 250.000 seguidores.

La aviación iraquí bombardeó algunas partes de la refinería, tras ser controlada por los rebeldes, lo que causó un incendio que duró toda la noche, agregó. Otro destacado activista, Abu Abdalá al Iraqui, precisó que los rebeldes capturaron la mayor parte de la instalación, pero que continúan los combates para controlarla en su totalidad.

Por su parte, el presidente de EE UU, Barack Obama, comunicó a los líderes del Congreso que no necesita su autorización para el plan que está trazando ante la crisis en Irak, mientras la Casa Blanca insistió en que mantiene todas las opciones sobre la mesa, incluidos los ataques aéreos.

Así, anunció ayer el envío de hasta 300 miembros militares a Irak para recabar información de inteligencia y entrenar en la retaguardia a fuerzas iraquíes, y afirmó que mantiene abierta la opción de una acción militar "selectiva si la situación lo requiere".

"Estamos preparados para enviar un pequeño número de asesores militares estadounidenses, hasta 300, para evaluar cómo podemos entrenar, asesorar y apoyar a las fuerzas de seguridad iraquíes de ahora en adelante", dijo Obama en una comparecencia en la Casa Blanca.

"Las fuerzas estadounidenses no volverán al combate en Irak, pero ayudaremos a los iraquíes a medida que luchan contra los terroristas que amenazan al pueblo iraquí, la región y los intereses estadounidenses", agregó.

Obama anunció además que su Gobierno está "preparado para crear centros de operación conjunta" con el Ejecutivo iraquí "en Bagdad y el norte de Irak, para compartir información de inteligencia y coordinar los planes para enfrentarse a la amenaza terrorista del EIIL" (Estado Islámico de Irak y el Levante).

"Debido a nuestros mayores recursos de inteligencia, estamos desarrollando más información sobre potenciales objetivos asociados con el EIIL y, de ahora en adelante, estaremos preparados para realizar una acción militar selectiva y precisa si determinamos que la situación sobre el terreno lo requiere", afirmó Obama.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine