Napolitano pide que Bersani intente formar Gobierno hablando con ´todas´ las fuerzas

El presidente hace hincapié en la oferta de un Ejecutivo de unidad hecha por Silvio Berlusconi, quien advierte que "sin nosotros no es posible ninguna mayoría"

23.03.2013 | 04:10
Bersani, ayer, durante la rueda de prensa en la que informó del encargo de formar Gobierno. // Reuters
Bersani, ayer, durante la rueda de prensa en la que informó del encargo de formar Gobierno. // Reuters

El líder del Partido Demócrata (PD) y del centro izquierda italiano, Pier Luigi Bersani, recibió ayer del presidente de la República, Giorgio Napolitano, el encargo de intentar formar Gobierno. Lo aceptó, pero la tarea se le presenta bien ardua, ya que en Italia el jefe de Gobierno debe ser investido por las dos cámaras del Parlamento, y Bersani solo dispone de mayoría absoluta en la de los Diputados.

Para salir investido también en el Senado, Bersani deberá llegar a acuerdos con otras formaciones, y esa posibilidad es la que Napolitano le encargó ayer que explore.

Sin embargo, como los votos de los centristas de Mario Monti no le bastan para alcanzar una mayoría suficiente en la Cámara alta, el secretario general del PD solo tiene dos opciones: o pacta con el centro derecha de Silvio Berlusconi, una posibilidad que rechaza de plano -aunque Il Cavaliere adelantó el jueves que es la única viable- o convence al Movimiento 5 Estrellas (M5E) de Beppe Grillo de que le apoye.

El problema es que el cómico ya manifestó después de las elecciones de los pasados 24 y 25 de febrero que no buscaría ningún tipo de pacto global con ninguna otra formación, y el intento de Bersani de atraérselo ha sido hasta ahora un completo fracaso.

Cuando haya explorado las exiguas posibilidades de pacto que tiene a su alcance, Bersani deberá volver a reunirse con el presidente italiano para comunicarle el resultado de sus conversaciones.

Napolitano explicó ante los medios que había encargado la formación de Gobierno al líder del centro izquierda porque esa coalición, aunque no tenga mayoría absoluta en el Senado, "está objetivamente en condiciones más favorables para buscar una solución, si bien difícil, al problema de Gobierno".

Y puso el acento, precisamente, en la oferta hecha anteayer por Berlusconi de formar un Ejecutivo de unidad nacional, aunque sin obviar el frontal desacuerdo y la antipatía que se profesan el ex primer ministro y Bersani, por más que ambos sostuvieran con sus votos al Gobierno tecnócrata de Monti.

Reunión

Tras Napolitano compareció Bersani, quien adelantó que se reunirá con "las fuerzas parlamentarias y políticas con ideas claras, con pocas palabras e intenciones precisas sobre los recorridos de reforma", y que acudirá a esas negociaciones con sus propias ideas.

Napolitano le pidió ayer expresamente que se reúna con "todas" las fuerzas políticas, y Berlusconi le advirtió de que, sin su concurso, "no es posible ninguna mayoría", ya que la negativa de Grillo a apoyar un Ejecutivo presidido por Bersani obliga a éste a entenderse con el centro derecha.

Por otro lado, Il Cavaliere y su partido convocaron hoy una concentración en Roma para protestar contra la "persecución" judicial que el ex "premier" dice que sufre.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine